SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Dieta paleolítica

Por Lic. Einar Martinez - Gabriela García -
Dieta paleolítica
CRÉDITO: THINKSTOCK

Esta dieta busca imitar la alimentación de nuestros antepasados, hace millones de años. Su objetivo es prevenir enfermedades propias de los "tiempos modernos"

Es un plan de alimentación que busca imitar la dieta de nuestros ancestros en la era paleolítica. Se la conoce como la paleodieta, dieta de la edad de piedra, dieta del hombre de las cavernas o dieta de los cazadores-recolectores. 

Su objetivo es prevenir las enfermedades del hombre moderno relacionadas con la mala alimentación como la diabetes tipo 2 y las enfermedades del corazón, y también bajar de peso y mantenerse en forma. 

¿Cómo funciona la Dieta Paleo?

Se basa en una simple premisa: si los hombres de las cavernas no consumían ciertos alimentos, nosotros tampoco debemos hacerlo. En esta dieta se consumen frutas dulces y maduras, frutos secos y semillas, verduras, raíces, huevos, carne y pescado. Excluye en su totalidad productos lácteos, sal, leguminosas, cereales integrales, azúcar y aceites.

Recientes investigaciones  demostraron que la dieta del hombre prehistórico no incluía tanta carne como se pensaba. Los datos surgen tras en análisis de varias muestras de materia fecal de 50,000 años de antigüedad halladas en España, que pertenecen al período Neanderthal.

Esta información fue publicada en la edición de junio del Journal PLoS One e informa que si bien la carne era su principal fuente de calorías, estos hombres comían más vegetales que lo que se pensaba, según surge de los análisis de las muestras halladas. “Este estudio es un primer avance para conocer la dieta de Neanderthal a través del análisis de muestras de material fecal halladas en sedimentos arqueológicos”, explicó Ainara Sistiaga, del Instituto Tecnológico Massachusetts y la Universidad de La Laguna en España.

¿Se puede perder peso y prevenir enfermedades como se afirma? 

Se necesitan datos más contundentes para poder valorar los efectos de esta dieta. Se han realizado diversos estudios sobre esta dieta pero desafortunadamente han sido cortos y en poblaciones pequeñas. Como en todas las dietas, si se consume menos calorías de las recomendadas diariamente o se queman más a través del ejercicio podrá haber una pérdida de peso. 

Respecto a la prevención de enfermedades del corazón, algunos estudios pequeños y cortos han observado reducciones en la presión arterial, colesterol malo y triglicéridos al llevar a cabo esta dieta. Pero al igual que en la pérdida de peso, se necesita valorar más sus efectos. En el control de la diabetes los resultados también son inciertos. 

Según la evaluación de 29 de las dietas más populares publicada en la revista US news, la dieta paleolítica ocupa el último lugar de la lista. Los panelistas la encontraron insegura, difícil de llevar a cabo, deficiente en nutrición y con calificaciones muy bajas en la pérdida de peso a corto y largo plazo. Literalmente mencionaron “esta dieta debe regresar adonde vino”.

Pros

  • Sirve como modelo en la elección de alimentos saludables.
  • Ayuda a consumir alimentos no industrializados, libres de azúcares refinados y grasas trans.
  • El consumo de sal es nulo, más no se restringe el sodio de los alimentos, lo cual favorece la presión arterial. 

Contras

  • Entre las posibles desventajas de la dieta del paleolítica se incluye la ingestión deficiente de vitamina D y calcio, así como la exposición a toxinas ambientales del alto consumo de pescados según un estudio publicado en el Journal de Diabetes Ciencia y Tecnología. 
  • Se pierden nutrientes esenciales con la exclusión de los cereales integrales y las leguminosas.
  • Debido al mayor consumo de proteínas de carne y pescados resulta una dieta cara. 
  • Por su restricción de ciertos alimentos, como puede ser el no comer nada hecho de granos como el pan o cualquier alimento que requiera leche entre sus ingredientes, resulta una dieta difícil de seguir en nuestros tiempos.

Toma Nota. 

  • Las personas con hemocromatosis genética, una enfermedad hereditaria que provoca una mayor absorción de hierro, tienen que limitar su consumo de carne y pescado. La dieta paleolítica está constituida en un 38% de proteínas, por lo que no es tan recomendable para estas personas.
  • Las personas que reciben tratamiento con inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina o diuréticos que generalmente son personas hipertensas deben realizar una transición lenta a una dieta paleolítica sin sal con el fin de evitar una caída brusca de la presión arterial.
  • Personas con diabetes tipo 2 que toman medicamentos llamados sulfonilureas como son glibenclamida, glipizida y glimepirida están en riesgo de hipoglucemias (bajas de azúcar en la sangre) cuando se hace un cambio radical a una dieta paleolítica según un estudio del Journal Americano de Biología Humana. 
  • Personas con osteoporosis o mujeres después de la menopausia deben de asegurarse de incluir un complemento de calcio al realizar este régimen alimenticio. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?