SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Dieta kosher

Por Patricia Mendoza, del equipo de Nutricionistas de MiDieta -
Dieta kosher

La palabra kosher es de origen hebreo y significa “apto” o “adecuado”. Los alimentos que se consumen en la dieta kosher se consideran apropiados si respetan una serie de parámetros tanto éticos como de calidad, y si siguen procesos estrictos para preservar la higiene de los mismos. 

Las personas que optan por dicho régimen lo hacen por motivos religiosos, por seguridad alimentaria, para excluir ciertos alérgenos que no se encuentran en estos productos o por la gran diversidad de alimentos con certificación kosher.

¿En qué consiste? 

  • El régimen kosher es sumamente estricto en cuanto a medidas higiénicas para la preparación de alimentos.
  • No se permite combinar carnes y lácteos en una misma comida.
  • Se tienen utensilios diferentes para cocinar o manejar carne, pollo, lácteos y otros alimentos. Las carnes y los lácteos se manipulan por separado. Incluso al momento del lavado se deben utilizar escurridores, esponjas y toallas diferentes para los platos destinados a la carne y lácteos. Lo mismo ocurre durante la cocción: no se pueden cocinar en un mismo horno alimentos con carne y alimentos con lácteos.
  • Solo se permite el consumo de alimentos de animales de pezuñas partidas como res, borrego, cabra, carnero, pollo, pavo, pato y ganso.
  • Para que un pescado se considere apto debe tener escamas y aletas.
  • Los alimentos como frutas, verduras y granos deben ser frescos y naturales.
  • El consumo de huevos está permitido, siempre que provenga de aves kosher. Se incluyen dentro del grupo de las carnes, y así debe ser su manejo. Si un huevo tiene sangre, no es apto para el consumo. 

Las etiquetas de los productos kosher muestran su clasificación con iniciales: M se refiere a carne, D a lácteos, F que contiene pescado y “Pareve” indica que el producto no contiene carne ni lácteos. 

Estados Unidos es uno de los lugares de mayor consumo de los alimentos kosher, unas 5,200,000 personas según datos del 2008. (Según datos de la Cámara de Madrid 2011).

Ventajas

  •  La alta calidad de los productos kosher, tanto en sus procesos de manufactura como en el manejo higiénico de alimentos.
  • Evita alimentación cruzada, ya que se maneja en forma adecuada alimentos crudos y cocidos.
  • Se consumen productos “Pareve” (neutro), como frutas, granos y verduras naturales.
  • Los consumidores con restricción dietéticas específicas y/o preferencias buscan productos kosher por sus etiquetas claramente identificables y por mostrar el contenido nutrimental muy bien desglosado.
  • El empaque de los productos adhieren a los principios ecologistas.
  • Hay manuales con listas de productos avalados y separados por sus marcas comerciales, donde se indican hasta los ingredientes mínimos que intervienen en cada preparación. 

Desventajas

  • Se prohíbe el consumo de mariscos y carne de cerdo, que puede ser una limitante en la preparación de muchas recetas.
  • Es una dieta muy estricta que limita el consumo de muchos alimentos que no están bajo esta certificación.
  • Al no mezclar carne con lácteos en una misma comida, puede limitar la preparación de muchas recetas.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?