Publicidad

Editar mi perfil

Dieta de Jenny Craig

Por Lic. Gloria C. Rabell -

Es una dieta que ofrece el envío de "comida preparada" para el desayuno, almuerzo, cena y refrigerios

El programa de reducción de peso de Jenny Craig fue creado en Melbourne Australia en 1983 por Jenny Craig y Sidney Craig. En 1985 se desarrolló en EE.UU. y se expandió en otros lados del mundo.

El Programa integral de reducción de peso abarca asesoría nutricional personal y grupal, motivación, plan de alimentación y de ejercicio, así como elaboración y distribución de comidas preparadas a domicilio.

El costo de "las comidas preparadas" puede implicar una desventaja, ya que no cualquiera puede pagarlos.

Mediante este programa se pierden de 1 a 2 libras por semana. (450 a 900 g por semana). Algunas personas han perdido con este régimen 21 a 100 libras (9. 5 a 45 libras kg). Kirstie Alley, celebridad famosa perdió peso siguiendo esta dieta.

El Programa Jenny Craig maneja tres niveles:

• Plan de alimentación y control de porciones.
• Cuerpo: aumento gradual de actividad física, ofrece orientación en diferentes clases de actividad ya sea recreativa, natural o planeada (cardio, ejercicios de resistencia y de estiramiento),
• Mente: educación y motivación para integrar los cambios a la vida diaria.

Se basa en la planificación de menús para bajar de peso, se evalúa el progreso personal con indicadores de peso/talla como IMC (índice de masa corporal), entre otros. Se lleva en línea un diario y planeador de actividades.

La "comida preparada" o menús que se envían a domicilio incluyen: desayuno, comida, cena y refrigerios. Éstos son parte del programa y una de sus finalidades es orientar en las porciones. Deben completarse en casa con frutas, verduras, granos enteros y lácteos como leche o yogur bajos en grasa.

Asimismo, se da la opción de preparar los alimentos desde el hogar, se ofrecen recetas y orientación nutricional.

Pros:
• Cumple con los criterios establecidos por las guías de alimentación de EE.UU. 2010 en cuanto a distribución de nutrimentos.
• Ofrece otros programas en algunos estados de EE.UU. dirigidos a hombres, adolescentes, personas de edad avanzada y personas con diabetes tipo 2.
• Fomenta la actividad física.

Contras:
• Para algunas personas el pasar de la fase de adquisición de los menús preparados a la de preparación de los alimentos en casa puede limitar el seguimiento y manejo adecuado de las porciones si no se tiene un compromiso con uno mismo.
• Las personas con hipertensión deben consultar primero con su médico.
• Es conveniente verificar en las etiquetas la cantidad de sodio de las comidas. La recomendaciones de sodio diarias máximas para la población general son de 2300 miligramos.
• Al dejar el programa, la persona puede incluir en su dieta algunos alimentos que se excluyen en los menús de conveniencia y consumir porciones mayores.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo