SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La dieta de Máxima, reina de Holanda

Por Gabriela Garcia -
La dieta de Máxima, reina de Holanda
  • Nombre: Máxima Zorreguieta
  • Fecha de nacimiento: 17 de mayo de 1971
  • Altura: 5' 10" pies - 1,78 metros 

Máxima Zorreguieta, la flamante reina "consorte" de Holanda, está cada vez más bella y delgada. ¿Cuál es su secreto? Mucho no se sabe, ya que desde que pertenece a la Casa Real Holandesa sus actividades son bastante protocolares y hay miles de ojos observando sus movimientos.

Pero es público que el tema de la dieta para ella ha sido una preocupación recurrente desde niña. Desde pequeña fue alegre y “regordeta”, la malcriada de sus abuelos maternos. Su madre le recordaba que tenía que hacer régimen, porque no era gorda, pero sí “robusta”. Sin embargo, en su biografía no autorizada de Gonzalo Alvarez Guerrero y Soledad Ferrari, cuentan que sus primos le decían  “la gorda”.

En la biografía también relatan que cada vez que le mencionaban la dieta, le daba hambre. Y a veces, cuando sus padres dormían, sacaba el dulce de leche -una dulzura típica argentina a base de leche y azúcar- de la heladera y lo comía acostada en su cuarto a cucharadas, y después lo escondía bajo la cama. A menudo sus padres discutían porque la madre la instaba a cuidarse, pero el padre le daba dinero para comprar alfajores y golosinas.

Máxima tiene un cuerpo armonioso, pero es cierto que no es delgada. No se le marcan los músculos ni los huesos, a pesar de que ha bajado bastante de peso. De todos modos, es muy inteligente a la hora de elegir su vestuario, con prendas a la rodilla y diseños que le marcan y entallan la cintura, dándole una figura sinuosa que la hace ver muy sexy.

En sus últimas vacaciones en la Argentina, sus amigas la encontraron mucho más delgada y le preguntaron si se había operado. “No lo hice, pero si hace falta, entro en el quirófano sin dudarlo”, respondió. Mientras tanto, admitió que vive haciendo sacrificios, siempre comiendo ensalada y muriéndose de hambre. De todos modos, en cuanto llegó a su país pidió que le prepararan asado y le compraran croissants, y también amasó pizzas… que apenas probó.

Si bien esquía desde chica, Máxima no es conocida por ser una fanática del deporte. Para las mujeres que tienen ese tipo de físico, lo más adecuado es dedicarse de lleno a la actividad aeróbica: con una hora diaria, cinco días a la semana, se podrá ir quemando grasas paulatinamente. Y con ayuda de ejercicios de resistencia, se logrará marcar los músculos, en especial en las piernas, brazos y hombros.

Para marcar los músculos sin ganar volumen – cosa bastante improbable en mujeres con un entrenamiento normal – hay que hacer varias repeticiones de cada ejercicio, de modo que al finalizar se sienta una leve fatiga en el músculo trabajado. Cada tres semanas, hay que incrementar la carga, ya que el cuerpo se habrá acostumbrado y no surtirá efecto el ejercicio.

La mejor dieta para lograr un cuerpo más “marcado” es la proteica, que ayuda a construir la fibra muscular, a base de huevos, pollo, pescado y carnes rojas. Combinarla con carbohidratos de bajo índice glucémico, preferentemente durante el día. Consumir mucho líquido para reponer el que se gasta en la actividad aeróbica, y restringir el consumo de postres.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?