SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Kaley Cuoco anda a caballo 4 días por semana

Por -
 Kaley Cuoco anda a caballo 4 días por semana
  • Nombre: Kaley Kuoco
  • Fecha de nacimiento: 30 de noviembre de 1985
  • Altura: 5’7” pies – 1,70 m
  • Peso: 125 libras – 57 kg

La vecina de los excéntricos científicos de “The Big Bang Theory” sigue con sus ocurrencias en cada temporada de la serie. Pero su vida real es bastante distinta a la de su personaje Penny, ya que le gusta pasar los días junto a sus caballos y a su marido, el tenista profesional Ryan Sweeting.

La rubia tiene un caballo llamado Falcon cerca del estudio donde se filma la serie. Cabalga una hora al día, 4 veces por semana. Tomó su primera lección de equitación a los 15 años y desde entonces no había dejado nunca, hasta hace algo más de dos años cuando se cayó del caballo, se lastimó una pierna y hubo que operarla. Antes de la cirugía tuvo que firmar un consentimiento que permitía amputarle la pierna si era necesario, y al despertarse lloró de alegría al comprobar que no había pasado nada de eso. Hoy tiene 4 caballos que son su vida, sigue cabalgando siempre que puede, aunque lo hace con más cuidado. 

A Kaley le gusta bailar hip hop y en su fiesta de casamiento, ella y su marido hicieron una verdadera demostración de habilidades con el baile, ya que abordaron varios ritmos. También hace gimnasia, aunque admite que últimamente le aburría mucho su rutina de ejercicios y decidió empezar a hacer spinning 3 veces por semana. 

Según declara, esta actividad le cambió el cuerpo, sus piernas están más tonificadas y tiene los abdominales firmes. Aconseja sentarse en la primera fila de bicicletas para esforzarse más y si se puede, ir con amigos para que no sea tan duro. 

Para que le rinda más su trabajo, suele ponerse pesas de dos libras en los tobillos, y tira puñetazos al aire para trabajar los brazos, ya que odia tenerlos flojos. También es muy buena tenista, y llegó a estar bien posicionada en una liga amateur.

El fanática de las sodas, y llegó a tomar 4 latas al día, aunque tomó conciencia de que no le hacía bien, además de que malograba todo el esfuerzo en el gimnasio para estar en forma. Ahora en lugar de un postre después de las comidas, se permite una lata de gaseosa.

Es vegetariana, desayuna avena con leche de almendras y esencia de vainilla, y a la hora del almuerzo confiesa que se comería todo lo que tiene a la vista. Para evitar caer en tentaciones y picotear en el set alimentos “prohibidos”, se lleva una ensalada o se toma una sopa.

Es de las pocas que admite que usa Spanx, y las define como “increíbles” y como “su objeto favorito en el mundo”. Y relata que se juzga a sí misma todo el tiempo y algunos días se despierta y se siente horrible. Pero acepta que puede volver a empezar... para verse mejor.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?