Publicidad

Editar mi perfil

Jennifer Lawrence: el hambre es un "juego" que no le gusta

Por Gabriela Garcia -

La flamante ganadora del Oscar 2013 a la mejor actriz por “El lado bueno de las cosas” (Silver Linings Playbook) conquistó a la audiencia al tener un percance con su voluminoso vestido strapless de Dior. Al momento de recibir el premio, tropezó mientras subía los escalones, pero se repuso rápidamente; ¡es que ya está acostumbrada a los problemas con su vestuario! En la reciente entrega de los SAG Awards, su vestido azul se rompió por debajo de la cadera, dejándole las piernas a la vista de todos.

Luego del incidente de la caída, confesó que con tanto estrés, no había tenido tiempo ni de comer. “Me estoy muriendo de hambre”, dijo mientras señalaba el McDonald’s del Hollywood Boulevard y le pedía a su publicista que por favor le llevara una hamburguesa.

La joven de 22 años reconoce que no le gusta hacer dieta, ya que se siente “miserable”, y además… le gusta como se ve. Recuerda que cuando tenía 13 años le parecía “cool” simular que tenía un desorden alimentario, ya que se decía que Lindsay Lohan y Nicole Richie eran anoréxicas. Un día llegó a su casa y dictaminó que todo el mundo tenía que dejar de comer pan, y por supuesto, hamburguesas.

Hasta ahora, los papeles que le tocaron representar le exigieron algún tipo de preparación física. Para ser Katniss Everdeen, de “Los juegos del hambre” hizo un entrenamiento muy duro; los productores querían que se viera fuerte y con formas, y no delgada y desnutrida. Para ello, el preparador físico Joe Horrigan le preparó un plan de un mes y medio, y dos veces por día trabajó haciendo carreras, piques y ejercicios para aumentar agilidad. Entrenó con ejercicio aeróbico y anaeróbico con bicicleta fija, y como la protagonista era muy hábil con el arco y la flecha, se preparó con un campeón olímpico cuatro veces por semana.

En cuanto a la dieta para ser la joven torneada de “Los juegos…”, redujo levemente la ingesta de calorías, y en especial, de grasas saturadas. Según el entrenador y nutriólogo Horrigan, los fans de “Katniss Everdeen” que quieran parecerse a ella tienen que entrenar con bicicleta fija o correr al aire libre para acelerar el metabolismo. Así podrán perder peso, ¡y sentirse mejor!

Para la pelicula que le dio la estatuilla, Jennifer tomó clases de danza en secreto, para estar a la par de Bradley Cooper, que es un gran bailarín. Los protagonistas tienen una escena de un concurso de baile, pero parece ser que la actriz tiene “dos pies izquierdos” y que dista mucho de parecerse a Britney Spears o Madonna. Tras semanas de entrenamiento, no solo logró seguir la coreografía con su compañero, sino que también adquirió la figura envidiable que todos pudieron apreciar en la entrega de los premios de la Academia.

Ahora que ya pasaron las fiestas y los galardones, comenzó a prepararse para la filmación de "En llamas", la segunda parte de la trilogía "Los juegos del hambre".

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo