SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Qué es el hiperinsulinismo?

Por -
¿Qué es el hiperinsulinismo?
CRÉDITO: THINKSTOCK

Se llama hiperinsulinismo a la condición de una persona que tiene niveles muy altos de insulina en la sangre, tal como lo define la Biblioteca Nacional de Medicina. Te contamos por qué se produce, los síntomas, las consecuencias y cómo se trata.

Los niveles altos de insulina en la sangre se asocian primariamente con un tumor en el páncreas (insulinoma) que hace que se generen grandes cantidades de esta hormona que se encarga de abrirle el paso a la glucosa hacia las células. 

Pero también puede ser un problema congénito. Es decir que hay gente que nace con esta condición llamada justamente "hiperinsulinemia congénita". 

La insulina es una hormona generada por las células beta que produce el páncreas. La insulina se encarga de abrir las paredes de las células para que éstas reciban su alimento principal: la glucosa. Sin este alimento, las células del cuerpo se debilitan y mueren.

Los síntomas del hiperinsulinismo congénito o provocado por un tumor (insulinoma) se manifiestan como sudoración, debilidad, aceleración del ritmo cardíaco, palpitaciones y hambre. Muchos pacientes también manifiestan visión borrosa, ansiedad, desmayos y hasta coma.

Según el sitio Medical Disability Advisor, la mayoría (85% a 90%) de las personas con esta condición que tienen niveles altos de insulina debido a un tumor, éste no es canceroso. Y con una cirugía que extirpe el insulinoma, la condición desaparece.

Según estadísticas recogidas por el doctor Alan Siperstein en su estudio "Insulinoma y otras hipoglicemias", en Estados Unidos la incidencia de insulinomas es de 4 cada un millón de personas al año. Mientras que en el mundo es de una cada millón.

Sipstein también dice que el hiperinsulinismo ocurre con mayor frecuencia en las mujeres que en los hombres.

La obesidad y el consumo de una dieta rica en carbohidratos son factores de riesgos de contraer hiperinsulinismo.

Además de la cirugía para extirpar un insulinoma, la hiperinsulinemia se puede controlar con algunas drogas que ayudan a regular sobretodo el azúcar en la sangre evitando que caiga a niveles peligrosos y genere más complicaciones.

Hiperinsulinismo en los niños

El hiperinsulinismo también puede darse de nacimiento. La diabetes en la madre, un crecimiento fetal pobre y asfixia en el nacimiento son algunas de las causas identificadas hasta ahora. Aunque se considera que pueden haber otras causas que no han sido identificadas aún.

Muchas veces, el hiperinsulinismo congénito se resuelve por sí sólo, espontánemente. En otros casos hay que tratarlo con grandes cantidades de glucosa, una dieta especial y control médico estricto.

Hiperinsulinismo y diabetes

El hiperinsulinismo está asociado también a casos de pre diabetes. "Los problemas de sensibilidad hacia la insulina o 'resistencia a la insulina'  preceden a la intolerancia a la glucosa en el desarrollo de una diabetes tipo 2", explica Janine Sanchez Ebeoglu, Directora de Diabetes Pediátrica de la Escuela de Medicina Miller en la Universidad de Miami.

"A medida que la sensibilidad a la insulina baja, los niveles de insulina comenzarán a subir en un intento del cuerpo por mantener la efectividad de la insulina y niveles normales de azúcar en la sangre. Esto puede llevar a un hiperinsulinismo (altos niveles de insulina en la sangre).

Si la sensibilidad a la insulina sigue bajando (si te haces más resistente a la insulina) la persona puede desarrollar intolerancia a la glucosa y luego diabetes tipo 2", dijo Sanchez.

Además, Sanchez explicó que la resistencia a la insulina y el hiperinsulinismo están asociados con un conjunto de condiciones cardiovasculares y metabólicas como el hígado graso, hipertensión, obesidad, síndrome ovárico policístico, disfunción endotelial (arterioesclerosis), dislipidemia (colesterol y triglicéridos altos), además de diabetes tipo 2 e intolerancia a la glucosa.

Por suerte hay cosas que puedes hacer para ayudarle al cuerpo a que se vuelva sensible a la insulina. 

"Hacer ejercicio, llevar una dieta saludable y perder peso mejoran la sensibilidad a la insulina y bajan el nivel de insulina (hiperinsulinismo) en la sangre. Y tanto el síndrome metabólico como las enfermedades cardiovasculares asociadas con la resistencia a la insulina mejoran con una mayor sensibilidad a la insulina", dijo la endocrinóloga.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?