SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El 50% de los hispanos desarrollará diabetes

Por HealthDay/HolaDoctor -
El 50% de los hispanos desarrollará diabetes
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Aproximadamente dos de cada cinco estadounidenses sufrirá de diabetes tipo 2 en algún momento de sus vidas adultas, según nuevos estimados de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Y la cifra será aún mayor en la comunidad hispana, indica el preocupante informe oficial.

Las epidemias en curso de diabetes y obesidad se han combinado con la esperanza de vida, que aumenta cada vez más, para incrementar el riesgo de diabetes tipo 2 a alrededor del 40 por ciento en ambos sexos, señaló el autor líder del estudio, Edward Gregg, jefe de Epidemiología y Estadística en el área de Diabetes de los CDC. 

"No nos sorprendió demasiado el aumento, pero no esperábamos que aumentara tanto", dijo Gregg. "Un 40 por ciento es una cifra aleccionadora".

Las probabilidades son incluso peores para ciertos grupos minoritarios. Se predice que la mitad de los hispanos de ambos sexos padecerá diabetes tipo 2 en algún momento de sus vidas, reportaron los investigadores. Lo mismo ocurrirá entre las mujeres afroamericanas.

Los resultados del estudio aparecen en la edición en línea del 13 de agosto de la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology.

Aunque el estudio no separó la diabetes según el tipo, la gran mayoría de personas con diabetes tienen el tipo 2, según la Asociación Americana de la Diabetes. En la diabetes tipo 2, el cuerpo no produce suficiente insulina y/o es resistente a los efectos de la insulina, una hormona necesaria para usar los azúcares de los alimentos para dar energía a las células del cuerpo y del cerebro.

La obesidad es un factor de riesgo importante para la diabetes tipo 2, pero no es el único. Los genes también parecen tener que ver con el desarrollo de esta condición crónica.

Según datos del National Diabetes Education Program, la diabetes se presenta a una edad más temprana entre los hispanos, que entre individuos de otros grupos étnicos. Entre los mexicano americanos y los puertorriqueños, la edad en la que se inicia la diabetes es entre los 30-50 años.

La entidad indica que:

 En promedio, los latinos tienen el doble de probabilidad de padecer diabetes que las personas caucásicas no hispanas de la misma edad.

 La diabetes es dos a tres veces más común entre los adultos mexicano americanos y puertorriqueños que entre los caucásicos no hispanos. Los cubano americanos tienen menores proporciones de diabetes, pero aún así son más altos que los de los caucásicos no hispanos.

 La proporción en la que se presenta la diabetes tipo 2 entre los mexicano americanos es de 110%, y entre los puertorriqueños de 120%, más alta que entre las personas caucásicas no hispanas.

 Más del 10% de todos los mexicano americanos de 20 años o mayores tiene diabetes. Entre las personas entre los 45 -74 años de edad, la frecuencia de la diabetes es:

ÿ 23.9% para los mexicano americanos, ÿ 26.1% para los puertorriqueños, ÿ 15.8% para los cubano americanos, y ÿ 12% para los caucásicos no hispanos.

En el estudio actual, los investigadores evaluaron la información médica y los certificados de defunción de unos 600,000 adultos entre 1985 y 2011, para calcular las tendencias en el riesgo de diabetes a lo largo de la vida, además de los años de vida perdidos por la enfermedad.

Durante el cuarto de siglo estudiado, el riesgo de sufrir diabetes tipo 2 a lo largo de la vida aumentó para el hombre estadounidense promedio de 20 años, pasando de casi un 21 por ciento a finales de los 80 a poco más del 40 por ciento en 2011.

Para la mujer promedio de 20 años, el riesgo aumentó del 27 por ciento en los 80 a casi un 40 por ciento, hallaron los investigadores.

La epidemia de "diabesidad" es el principal factor en el aumento de esos riesgos, advirtió la Dra. Minisha Sood, endocrinóloga del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York.

Los médicos han creado el término "diabesidad" para reflejar los efectos combinados de las epidemias de diabetes y obesidad. "Van de la mano", aseguró.

Las personas también viven más tiempo, lo que las hace más propensas a contraer diabetes en algún momento de sus vidas, dada la falta de ejercicio y los hábitos de alimentación del estadounidense promedio, plantearon Gregg y Sood.

Pero no todas las noticias del estudio son malas: los investigadores hallaron que las personas con diabetes tipo 2 están viviendo más tiempo que antes. Los investigadores de los CDC estimaron que el número de años perdidos para un paciente de diabetes de 40 años se redujo de casi 8 años en los 90 a unos 6 años en este siglo entre los hombres, y de casi 9 años a poco menos de 7 años entre las mujeres.

Las personas con diabetes tipo 2 viven más debido a unos mejores fármacos y tratamientos, tanto para la enfermedad como para sus complicaciones, que van desde la pérdida de la vista y daños en los nervios hasta la insuficiencia renal y las enfermedades cardíacas, apuntó Gregg.

"Incluso después que las personas desarrollen las complicaciones de la diabetes que antes aumentaban el riesgo de muerte, actualmente hay muchas formas de mantenerlas con vida", aseguró.

El impacto social será inmenso, a medida que más estadounidenses terminan viviendo más tiempo con diabetes, predice Sood.

"Hace que la gente sea incapaz de disfrutar de una buena calidad de vida. Aumenta los costos de la atención médica a un ritmo alarmante. Y francamente, no hay suficientes profesionales de atención médica para afrontar lo que el futuro depara", advirtió Sood. "Estamos ante un tapón en un sistema de atención médica que ya está en sus límites".

Pero Gregg sugirió que este triste panorama puede cambiar mediante unos esfuerzos efectivos para combatir la obesidad y la diabetes. "Si los esfuerzos de prevención se afianzan, la ecuación del riesgo de por vida cambiará con rapidez", afirmó.

Pero las soluciones rápidas como la cirugía para perder peso no funcionan, añadió.

"Lo que tendrá el mayor efecto es si las personas con factores de riego múltiples pueden realizar cambios sostenidos en su estilo de vida", aseguró Gregg. "La cirugía para perder peso es una opción para algunos, y es altamente efectiva, pero no será la solución para el gran número de personas en riesgo de diabetes".

Los médicos, las autoridades de salud pública y otros defensores de la atención de salud deben hallar mejores formas de guiar a los estadounidenses hacia una forma más saludable de vivir, enfatizó Sood. Eso incluye hacerse tiempo para el ejercicio a diario, comer bien y dormir bien.

Más información

Para más información sobre la diabetes tipo 2, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?