SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Diabetes: control de glucemia no mejora deterioro mental

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Diabetes: control de glucemia no mejora deterioro mental

Un estudio halló que entre las personas con diabetes tipo 2, un tratamiento intenso no es de gran ayuda para mejorar la pérdida de las habilidades cognitivas. Paradójicamente, un control súper estricto de la glucemia aumentó el riesgo de muerte de los participantes.

Las personas mayores de 70 años con diabetes tipo 2 tenían el doble de probabilidades de sufrir de discapacidad mental que las que no tenían diabetes, señalaron los investigadores.

Asismismo, se ha mostrado que controlar la glucemia intensivamente reduce las probabilidades de complicaciones de la diabetes, como problemas de visión, renales y de circulación, así que parecía probable que también podría ralentizar cualquier declive cognitivo relacionado con la afección.

"Al final del día, no hubo diferencia en la función cognitiva entre las personas que recibieron la estrategia intensiva frente a la estrategia estándar", señaló la investigadora líder Lenore J. Launer, del Laboratorio de Epidemiología, Demografía y Biometría del Instituto Nacional del Envejecimiento de EE. UU.

Launer dijo que iniciaron el estudio con la suposición de que una reducción intensiva de la glucemia mejoraría la función cognitiva. Dado que en el estudio no participaron personas sin diabetes para fines de comparación, sigue siendo posible que un control rutinario de la glucemia ofrezca un beneficio para la función cognitiva, apuntó.

"Los pacientes deben seguir una terapia estándar, porque no hay un beneficio adicional con una más intensiva", aconsejó.

Es importante que la gente con diabetes tipo 2 mantenga la glucemia bajo control para reducir las probabilidades de complicaciones a largo plazo. Aunque el estudio no confirmó ventajas cognitivas, muchos otros beneficios de salud se asocian con una glucemia bien controlada, apuntó Launer.

El estudio aparece en la edición en línea del 27 de septiembre de la revista The Lancet Neurology.

El grupo de Launer observó a un subconjunto de pacientes que participó en el ensayo Acción para controlar el riesgo cardiovascular en la diabetes (ACCORD, por su sigla en inglés).

Los investigadores asignaron a 2,977 personas con diabetes tipo 2 en alto riesgo de enfermedad cardiaca a un tratamiento intensivo para reducir la glucemia o al tratamiento actual. Los participantes tenían entre 55 y 80 años de edad. Reducir la glucemia intensivamente significaba bajarla a menos de seis por ciento, según medía una prueba de A1c. El estándar actual es mantener la glucemia entre 7 y 7.5 por ciento.

Algunos pacientes (614) también recibieron una IRM para medir el volumen cerebral, y tomaron pruebas de capacidades cognitivas al final del estudio.

Tras unos 39 meses, no existía diferencia en la capacidad cognitiva entre los grupos, hallaron los investigadores. Sin embargo, los pacientes del grupo de atención intensiva tenían un volumen cerebral significativamente mayor que los pacientes del grupo de tratamiento estándar.

Pero el mayor volumen cerebral no se tradujo en mejores capacidades de pensamiento.

La parte del ensayo ACCORD con la reducción intensiva de la glucemia se detuvo antes de lo planificado. Entre los factores para detenerlo se hallaron un mayor riesgo de muerte, no encontrar un beneficio general para la enfermedad cardiovascular, problemas causados por una glucemia demasiado baja y aumento de peso.

El Dr. Geert Jan Biessels, neurólogo del Instituto de Neurociencias Rudolf Magnus del Centro Médico Universitario de Utrecht, en los Países Bajos, escribió un editorial en la revista que acompaña al estudio. Dijo que "la demencia es la complicación cognitiva más importante de la diabetes. El estudio actual evaluó los efectos del tratamiento sobre el funcionamiento cognitivo promedio en toda la población del estudio. Sin embargo, no está claro que el funcionamiento cognitivo promedio sea un indicador adecuado de la demencia".

En promedio, la cognición no mejoró, apuntó. "Sin embargo, la ausencia de un efecto del tratamiento sobre el funcionamiento cognitivo promedio aún no puede considerarse como prueba de que el tratamiento no pueda retrasar la demencia", señaló. "Pero estos resultados no respaldan tratamientos específicos para prevenir el declive cognitivo en la diabetes".

Otro experto, el Dr. Jay Skyler, profesor de medicina del Instituto de Investigación sobre la Diabetes de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami, comentó que "el estudio no responde a la pregunta de si la disfunción cognitiva en los diabéticos puede ser más acelerada que en la población general, o si el tratamiento podría controlarla".

Más información

Para más información sobre la diabetes, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?