SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Ser fumador pasivo aumenta un 22 % el riesgo de diabetes

Por -
Ser fumador pasivo aumenta un 22 % el riesgo de diabetes
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

No sólo el hecho de fumar aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2, sino que el ser fumador pasivo también pone a las personas en riesgo, según lo hallado en un estudio reciente.

El tabaquismo y la diabetes van de la mano. Cuantos más cigarrillos se fuman al día, mayor es el riesgo de tener diabetes: el peligro aumenta en un 21% para los fumadores leves, el 34 % entre los fumadores moderados, y el 57% para los fumadores empedernidos, un lazo del cual ya se tenían otras evidencias científicas.

Pero lo novedoso es que el peligro aumenta también para los fumadores pasivos. Las personas expuestas al humo de otros fumadores tienen un 22% más de posibilidades de padecer diabetes tipo 2, según una nueva investigación.

La relación estrecha entre el tabaquismo pasivo y la diabetes plantea una nueva preocupación, si se tiene en cuenta que las cifras recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelan que alrededor de 600,000 personas en todo el mundo mueren prematuramente cada año debido al humo de segunda mano y más del 30% de los no fumadores de todo el mundo están expuestos al humo del tabaco ajeno.

Tabaco Vs. diabetes

La relación entre el hábito de fumar y la diabetes es tal que los autores estiman que el 11,7% de los casos de diabetes a nivel mundial en los hombres y el 2,4% en mujeres –aproximadamente 27,8 millones en total– son atribuibles al tabaquismo activo.

El impacto también se observa entre los ex fumadores, éstos tienen obviamente un mayor riesgo que los que nunca han fumado, pero el aumento del riesgo de tener diabetes en el largo plazo, es mucho menor en ex fumadores que en aquéllos que siguen fumando.

Cambios en tu cuerpo al dejar de fumar

Los ex fumadores que dejaron hace menos de 5 años, tienen un 54% más de riesgo de tener diabetes en comparación con aquéllos que nunca fumaron. Éste índice de aumento del riesgo fue del 18% entre quienes dejaron de fumar hace más de 5 años y 11% para los que renunciaron hace más de 10 años.

El estudio fue llevado a cabo por An Pan, de la Universidad Huazhong de Ciencia y Tecnología Hubei, en China, y Frank Hu, de la Escuela de Salud Pública Harvard TH Chan en Boston. 

Al comentar los hallazgos del estudio, los científicos expresaron que las advertencias en las etiquetas de los cigarrillos deben incluir la diabetes como una posible enfermedad. 

"Los médicos deben mencionar que, además de ser un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular y muchos tipos de cáncer, el tabaquismo también debe ser considerado como un factor de riesgo para la diabetes” dijo Naveed Sattar, de la Universidad de Glasgow. 

"El consumo de cigarrillos se debe considerar como un factor de riesgo modificable clave para prevenir la diabetes” expresó Hu, uno de los autores.

Los pacientes que fuman también deben ser informados de que dejar de fumar y mantener la abstinencia a largo plazo, no sólo disminuirá sus riesgos cardiovasculares y de padecer cáncer, sino que con el tiempo, también podría reducir su riesgo de sufrir diabetes, aseguraron los investigadores.

La conclusión que arroja la evidencia que pone a los fumadores pasivos en mayor riesgo de padecer diabetes, se basan en la combinación de los resultados de 88 estudios que abarcan casi 6 millones de personas.

Te puede interesar

Diabetes y pre-diabetes en EE.UU.

10 alimentos para prevenir la diabetes

Cómo curaron a niña hispana de diabetes

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?