Editar mi perfil

Cerrar

¿Qué hay tras la mordida de Luis Suárez?

Por -
Crédito: Getty Images

El delantero uruguayo Luis Súarez ha llamado la atención de todos los medios y no precisamente por su capacidad goleadora. Durante el partido que su escuadra disputó contra Italia, el atacante le propinó una mordida al defensa Giorgio Chiellini. Debido a esto ha sido suspendido en 9 partidos internacionales.

Luis Suárez ha sido duramente sancionado por la FIFA con 9 partidos internacionales y 4 meses fuera de las canchas debido a su conducta errática: una especie de manía que tiene que le da por morder a sus compañeros rivales.

Todo comenzó en el partido entre Uruguay e Italia, en el que ambas escuadras se disputaban su pase a octavos de final. El ambiente era tenso, los dos equipos estuvieron muy cerca de abrir el marcador en los primeros minutos, pero la actuación de los porteros fue crucial.

Corría el segundo tiempo y el gol no caía. Luis Suárez junto con su equipo y la afición estaban conscientes que el empate le daría la clasificación a Italia por diferencia de goles. La angustia era muy notoria y faltaban 10 minutos para el final.

En ese momento, el delantero del Liverpool se metió en un incidente con el defensa azurra Giorgio Chiellini en el que ambos terminaron en el suelo. Inmediatamente las cámaras de televisión captaron al italiano quejándose y mostrándole al árbitro una mordida hecha a la altura de su hombro.

Aunque minutos más tarde llegó la anotación que le dio el triunfo a Uruguay y aseguró su pase a la siguiente fase, la imagen de Chiellini con el hombro mordido le dio la vuelta al mundo y ahora Suárez no podrá apoyar a su equipo en la justa mundialista.

¿Por qué habría hecho Suárez algo así?

Desde punto del vista psicológico, podemos pensar en esta mordedura como una falta de control de la impulsividad, un pasaje al acto sin medir consecuencias. De más está decir que si Suárez hubiera medido las consecuencias de sus actos antes de realizarlos, hubiera puesto un freno, ya que ese impulso puede costarle mucho en su carrera.

 Ahora bien, muchas veces en la vida hay cosas que nos parecen injustas y desafiantes, pero ¿Qué es lo que hace que una persona reaccione con semejante impulsividad antisocial? Justamente el enojo desatado ante una determinada situación sumado a una falta de control de esa ira, el pasaje al acto sin mediación del pensamiento, la impulsividad en su estado más puro. Probablemente, este jugador, deba trabajar y realizar tratamiento para controlar la ira y su agresividad.

Cabe mencionar que no es la primera ocasión que el astro charrúa ataca a otros futbolistas. En abril de 2013, mordió al defensor del Chelsea Branislav Ivanovic, lo que le costó estar ausente durante diez partidos. A su paso por la liga holandesa también hizo de las suyas tras morder a Otman Bakkal, lo cual también se penalizó con varios juegos de castigo.

Incluso, en las redes sociales han surgido varios memes haciendo referencia a sus mordidas en tono de burla. En una de las imágenes, el delantero de 27 años aparece con una máscara, simulando a Hannibal Lecter, y en otra luce con un cono de los que les colocan a los perros para que no muerdan a las personas.

Si hablamos por la parte de salud física, es recomendable que el defensa Chiellini acuda ante un médico, pues frente a una mordedura humana existe un alto riesgo de presentar una infección e igualmente supone un riesgo de lesión en los tendones y articulaciones.

Sobre la peligrosidad, este tipo de mordiscos pueden llegar a ser más agresivas que la mayoría de las mordeduras de animales, puesto que hay gérmenes en algunas bocas humanas que pueden causar heridas difíciles de tratar, explica la Biblioteca Nacional de Medicina.

Es una pena que por una conducta, un jugador de la talla de Suárez se pierda de jugar el partido de octavos frente a Colombia, un duelo decisivo que necesitará mucho de su talento y garra, pues los cafeteros se perfilan como uno de los favoritos de ganar este Mundial.

Más para leer:

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo