SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cirugía de revascularización coronaria

Por A.D.A.M. -

Definición

Es una cirugía que crea una nueva ruta, llamada derivación (bypass), para que la sangre y el oxígeno puedan evitar un bloqueo y llegar al corazón.

Cirugía de derivación cardíaca

Ver este video acerca de: Cirugía de derivación cardíaca

Nombres alternativos

Revascularización coronaria sin circulación extracorpórea; OPCAB; Cirugía con el corazón latiendo; Cirugía de revascularización cardíaca; CABG; Injertos de revascularización coronaria; Cirugía de injerto de revascularización coronaria; Cirugía de bypass coronario

Descripción

Antes de la cirugía, usted recibirá anestesia general. Estará dormido (inconsciente) y no sentirá dolor durante la operación.

Una vez que usted esté inconsciente, el cardiocirujano hará un corte de 8 a 10 pulgadas (20 a 25 cm) en la mitad del tórax. Se separará el esternón para crear una abertura. Esto le permite al cirujano ver el corazón y la aorta, el principal vaso sanguíneo que va del corazón al resto del cuerpo.

La mayoría de las personas que se someten a una cirugía de revascularización coronaria están conectadas a una bomba de derivación o sistema de circulación extracorporal.

  • El corazón se detiene mientras usted está conectado a esta máquina.
  • Esta máquina hace el trabajo del corazón y los pulmones mientras el corazón está detenido para realizar la cirugía. La máquina le aporta oxígeno a la sangre, la hace circular a por el cuerpo y elimina el dióxido de carbono.

Otro tipo de cirugía de revascularización no emplea el sistema de circulación extracorporal. El procedimiento se hace mientras su corazón todavía está latiendo. Esto se denomina revascularización coronaria sin circulación extracorporal (OPCAB, por sus siglas en inglés).

Para crear el injerto para la derivación:

  • El médico toma una vena o arteria de otra parte de su cuerpo y la utiliza para hacer un desvío (o injerto) alrededor de la zona bloqueada en la arteria. El médico puede usar una vena llamada safena que está en la pierna.
  • Para llegar a esta vena, se hará una incisión quirúrgica en la parte interna de la pierna, entre el tobillo y la ingle. Un extremo del injerto se suturará a la arteria coronaria. El otro se suturará a una abertura hecha en la aorta.
  • También se puede emplear como injerto un vaso sanguíneo del tórax llamado arteria mamaria interna (AMI). Un extremo de esta arteria ya está conectado a una rama de la aorta. El otro extremo se fija a la arteria coronaria.
  • Igualmente se pueden emplear otras arterias para injertos en la cirugía de revascularización. La más común es la arteria radial en la muñeca.

Después de haberse creado el injerto, se cerrará el esternón con alambres o cables. Estos alambres permanecerán dentro de su cuerpo. La incisión quirúrgica se cerrará con puntos de sutura.

Esta cirugía puede tardar de 4 a 6 horas. Después de la intervención, lo llevarán a la unidad de cuidados intensivos.

Por qué se realiza el procedimiento

Usted puede necesitar este procedimiento si tiene un bloqueo en una o más de las arterias coronarias. Las arterias coronarias son los vasos sanguíneos que suministran al corazón el oxígeno y los nutrientes que se transportan en la sangre.

Cuando una o más de las arterias coronarias resultan bloqueadas parcial o totalmente, el corazón no recibe suficiente sangre. Esto se denomina cardiopatía isquémica o arteriopatía coronaria (APC). Puede provocar dolor torácico (angina).

La cirugía de revascularización coronaria se puede emplear para mejorar la circulación al corazón. Es posible que el médico haya intentado tratarlo primero con medicamentos. Usted también puede haber probado con ejercicio y cambios en la alimentación o una angioplastia y colocación de stent.

La enfermedad coronaria es diferente de una persona a otra. La forma en la que se diagnostica y se trata también variará. La cirugía de revascularización coronaria es sólo un tipo de tratamiento.

Otros procedimientos que pueden utilizarse:

Riesgos

Los riesgos de cualquier cirugía incluyen:

  • Sangrado
  • Infección
  • Muerte

Los posibles riesgos de someterse a una cirugía de revascularización coronaria incluyen:

  • Infección, incluso infección de la herida en el pecho, que es más probable si usted es obeso, tiene diabetes o ya le han realizado esta cirugía antes.
  • Ataque cardíaco.
  • Accidente cerebrovascular.
  • Problemas del ritmo cardíaco.
  • Insuficiencia renal.
  • Insuficiencia pulmonar.
  • Depresión y cambios del estado de ánimo.
  • Fiebre ligera, cansancio y dolor torácico, que en conjunto se denominan síndrome pospericardiotomía, los cuales pueden durar hasta 6 meses.
  • Pérdida de memoria, pérdida de claridad mental o "pensamiento confuso".

Antes del procedimiento

Coméntele siempre a su proveedor de atención médica qué fármacos está tomando, incluso medicamentos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Durante los días anteriores a su cirugía:

  • Durante la semana anterior a la cirugía, le pueden solicitar que deje de tomar fármacos que dificultan la coagulación de la sangre. Estos podrían causar aumento del sangrado durante la cirugía. Por ejemplo, ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (como Advil y Motrin), naproxeno (como Aleve y Naprosyn) y otros fármaco similares. Si usted está tomando clopidogrel (Plavix), hable con su cirujano acerca de cuándo debe dejar de tomarlo.
  • Pregunte qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Si fuma, trate de parar. Pídale ayuda a su proveedor de atención médica.
  • Contacte al proveedor de atención si tiene un resfriado, gripe, fiebre, brote de herpes o cualquier otra enfermedad.
  • Prepare su casa de manera que se pueda movilizar fácilmente cuando regrese del hospital.

El día antes de la cirugía:

  • Dúchese y lávese bien con champú.
  • Le pueden solicitar que se lave el cuerpo entero por debajo del cuello con un jabón especial. Estréguese el pecho dos o tres veces con este jabón.
  • Asegúrese de secarse bien.

En el día de la cirugía:

  • A usted se le solicitará no beber ni comer nada después de medianoche la noche antes del procedimiento. Enjuáguese la boca con agua si la siente reseca, pero tenga cuidado de no tragarse el agua.
  • Tome cualquier medicamento que le hayan indicado tomar con un sorbo pequeño de agua.

Le dirán a qué hora debe llegar al hospital.

Después del procedimiento

Después de la operación, usted permanecerá de 3 a 7 días en el hospital. Pasará la primera noche en una unidad de cuidados intensivos (UCI). Probablemente lo transfieran a una sala regular o de cuidados transitorios al cabo de 24 a 48 horas tras el procedimiento.

Usted tendrá dos o tres sondas en el pecho para drenar el líquido de la zona del corazón. Estas casi siempre se retiran de 1 a 3 días después de la cirugía.

Puede que también tenga un catéter (sonda flexible) en la vejiga para drenar la orina. Igualmente, puede tener vías intravenosas (IV) para los líquidos. Usted estará conectado a máquinas que monitorean su pulso, temperatura y respiración. El personal de enfermería vigilará los monitores constantemente.

Es posible que tenga múltiples alambres pequeños que estén conectados a un marcapasos, los cuales se retirarán antes de su salida del hospital.

Se le animará a reiniciar algunas actividades y puede empezar un programa de rehabilitación cardíaca al cabo de unos pocos días.

Pasan de 4 a 6 semanas para empezar a sentirse mejor después de la operación. Los proveedores de atención le dirán cómo cuidarse en el hogar después de la cirugía.

Expectativas (pronóstico)

La recuperación de la cirugía lleva tiempo y es posible que usted no vea los beneficios completos de la operación durante 3 a 6 meses. En la mayoría de las personas que se someten a una cirugía de revascularización coronaria, los injertos permanecen abiertos y trabajan bien durante muchos años.

Esta cirugía no impide la reaparición de un bloqueo de la arteria coronaria. Usted puede tomar muchas medidas para reducir este proceso, por ejemplo:

  • No fumar
  • Consumir una dieta cardiosaludable (sana para el corazón)
  • Hacer ejercicio regular
  • Tratar la hipertensión arterial
  • Controlar la glucemia alta (si tiene diabetes) y el colesterol alto

Referencias

Gopaldas RR, Chu D, Bakaeen FD. Acquired heart disease: coronary insufficiency. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 60.

Greenhalgh J, Hockenhull J, Rao N, Dundar Y, Dickson RC, Bagust A. Drug-eluting stents versus bare metal stents for angina or acute coronary syndromes. Cochrane Database Syst Rev. 2010;(5):CD004587. PMID: 20464732. www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20464732.

Hillis LD, Smith PK, Anderson JL, et al. 2011 ACCF/AHA Guideline for Coronary Artery Bypass Graft Surgery: a report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation. 2011;124(23): e652-e735. PMID: 22064599 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22064599.

Moller CH, Penninga L, Wettersley J, Steinbruchel DA, Gluud C. Off-pump versus on-pump coronary artery bypass grafting for ischaemic heart disease. Cochrane Database Syst Rev. 2012;3:CD007224. PMID: 22419321 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22419321.

Morrow DA, Boden WE. Stable ischemic heart disease. In: Mann DL, Zipes DP, Libby P, et al, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 54.