SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La coloración de tu cabello te da personalidad

Por HolaDoctor -
La coloración de tu cabello te da personalidad

Los tintes o tinturas para el cabello las puedes utilizar para cubrir las canas  o  para lograr un cambio de estilo.  Con este producto  puedes  aclarar, oscurecer o modificar el color natural de tu pelo, o aprovechar algunas de las técnicas de iluminación para realzarlo. 

Tipos de tinturas

Lo más sano para el cabello es que conserves la misma gama de tu color, ya que así no hará falta usar tantos productos químicos.  

Las tinturas para el cabello contienen ingredientes que se combinan con el oxígeno hasta formar una reacción química que le da color. 

Pueden ser de tres tipos: permanentes, semipermanentes y temporarias. 

Tinturas permanentes

Contienen peróxido y amoníaco, sustancias químicas que las hacen más efectivas para cubrir las canas ya que penetran hasta las raíces del cabello. 

Actúan quitando al cabello su color natural y reemplazándolo con el que estás aplicando y existen dos clases de tintura permanente: las de oxidación y las de coloración progresiva y ambas  producen una reacción química que abre la cutícula o capa externa del pelo para que ingresen los pigmentos que dan color. 

Los productos químicos de las tinturas permanentes reaccionan con la queratina del cabello y van cambiando de color en forma gradual, cubren un 80 % de las canas y duran unos 20 lavados.

Es importante que dejes actuar la tintura en el pelo durante el tiempo que recomiendan las indicaciones del comerciante para asegurarte su eficacia. Un consejo: nunca debes dejarlo demás, ya que podría ser nocivo para tu pelo o el cuero cabelludo. Esta tintura la puedes usar para resaltar el color natural de tu cabello o para oscurecer algunas zonas con mayor concentración de canas. Siempre es importante realizar una prueba de alergia del producto en alguna zona que no esté muy a la vista, como detrás de las orejas o la nuca antes de extenderlo a todo el cabello.

Este tipo de coloración es conveniente que las utilice un profesional colorista, ya que son más duraderas pero también más invasivas, y si las utilizas mal de pueden resquebrajar o debilitar tu cabello.

7 cosas sobre tu salud que dice tu cabello

Tinturas semi-permanentes

Son fáciles de aplicar, vienen en crema o mousse y las puedes utilizar tú misma en casa ya que se distribuyen en la cabellera como si estuvieras haciendo un lavado.  

Tienen  baja concentración de peróxido  y nada de amoníaco, por eso no dañan el pelo. 

Penetran en la raíz del cabello pero no en forma tan profunda como las tinturas permanentes, cubren apenas un 50% de las canas y duran unos 12 lavados antes de comenzar a “desteñirse”, aunque siempre depende del tipo de tintura y de champú que utilices. 

Realzan el tono natural de tu cabello, que toma más intensidad en la medida en que repitas su aplicación periódica.  .

Tinturas temporarias

Vienen en formas de líquido, crema, gel, mousse y spray y se elaboran en base a solventes orgánicos, gomas y agentes acondicionadores. 

Son menos nocivas para el cabello porque no penetran en la raíz sino que sólo cubren la superficie externa. 

Suelen desaparecer entre el primer y el quinto lavado, por eso hay que probar el producto para evitar sorpresas desagradables. 

Puede ocurrir que vayas a una piscina y pierdas la coloración, que se te manche la ropa, ¡o que pases un momento incómodo! 

Lo aconsejable es repetir la aplicación de esta tintura luego de cada lavado para tener siempre un color prolijo y uniforme. 

Las más populares son las que vienen en forma de máscara de pestañas o lápiz labial, que se aplican sobre el cabello húmedo para tapar las canas con tu coloración habitual.

Otras alternativas

Si tienes alergia o prefieres utilizar productos menos agresivos para cambiar el color de tu cabello, existen las tinturas naturales. 

Los tintes naturales se han utilizado desde hace siglos y derivan de sustancias vegetales, como por ejemplo el henna o alheña,  arbusto del norte de África y  la India. Sus hojas y tallos secos se reducen a polvo, que mezclado con agua forma una pasta que puedes aplicar sobre el cabello. 

Es el único colorante natural capaz de teñir las raíces y da una coloración dentro de la gama de los marrones y rojizos dura hasta 3 meses, pero no sirve para aclarar el cabello. 

Otra posibilidad es realizar una decoloración con ajo, hojas de nogal o cáscaras de nuez, con las que puedes realizar enjuagues periódicos para mantener el cabello con una atractiva coloración castaña. 

En el caso de los cabellos rubios, lo ideal es la decoloración con hojas y flores de manzanilla para enjuagar luego de cada lavado. 

Estos productos naturales actúan del mismo modo que las tinturas temporarias y cubren sólo la superficie del cabello, pero con repetidas aplicaciones  le brindan brillo, volumen y lo fortalecen.

Dos consejos

Si estás embarazada o piensas que podrías estarlo, no dejes de consultar a tu médico por el tipo de tintura que debes utilizar.

Si quieres cambiar el color de tu cabello pero no te animas, puedes consultar con algún software que te ofrecen simuladores virtuales sobre tu imagen. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?