SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Subir de peso 5 libras ya afecta al corazón

Por -
Subir de peso 5 libras ya afecta al corazón
CRÉDITO: THINKSTOCK

Aunque pueda parecer poco, las libras que se pueden llegar a subir en un veraneo son suficientes como para afectar la presión sanguínea. Y si la grasa se deposita especialmente en la zona abdominal, el riesgo es mucho mayor.

Una ligera oscilación de la balanza que avise que se han engordado 5 libras (2,3 kilos) puede aumentar los riesgos de sufrir un ataque cardíaco y accidentes cerebro vasculares. El dato surge de una nueva investigación realizada por la Clínica Mayo, que fue presentada recientemente en la Asociación Americana de Corazón.

Según el estudio mencionado, este nexo también podría existir en personas de peso normal que sufran un ligero aumento del mismo. Los investigadores advirtieron que con solo subir unas pocas libras - como suele suceder durante los meses de vacaciones o cuando se hacen dietas yo-yo -  ya se podría crear una situación de peligro para el corazón. 

El estudio también halló que quienes habían concentrado más adiposidad en la zona central del cuerpo, eran más propensos a sufrir subas de presión. La investigación se realizó durante 8 semanas, durante las cuales se monitoreó por 24 horas a 16 voluntarios de peso normal, de entre 18 y 48 años. 

Los participantes recibieron un aumento de 400 a 1,200 calorías en su dieta diaria, que podía consistir en un batido con helado, una barra de chocolate o una bebida energizante. Esto sería suficiente para subir de peso, a razón del 5% de su peso total corporal, que representa entre 5 y 11 libras (2,3 a 5 kg). Con el nuevo peso de los voluntarios, se controló su presión durante otras 24 horas. 

Los resultados se compararon con los obtenidos tras controlar a 10 personas de peso normal cuyo peso permaneció inalterable durante las 8 semanas que duró el estudio. Se halló que quienes habían ganado peso habían sufrido un aumento de la presión sistólica máxima, que pasó de 114 mm a 118 mm. 

Quienes acumularon más adiposidad en la zona del abdomen mostraron un mayor aumento de presión, y a pesar de los cambios en la misma, el porcentaje de colesterol y los niveles de azúcar en la sangre no variaron con la suba de peso. 

La líder del estudio, doctora Naima Covassion, de la Clínica Mayo, manifestó que esta investigación demostró por primera vez que el aumento de la presión sanguínea está relacionada con la grasa abdominal visceral. Por eso las personas sanas que son más propensas a acumular grasa en esa zona tienen mayor probabilidad de sufrir un aumento en su presión sanguínea. 

Los resultados de este estudio alertan a la población sobre la necesidad de vigilar las fluctuaciones en el peso, por más pequeñas que sean. El menú un poco más permisivo del verano o las subidas y bajadas de peso producto de las dietas yo-yo pueden ser un factor de riesgo a tener en cuenta. 

Una persona que sube entre 5 y 7 libras no piensa que podría afectar su salud, pero según los expertos, es un detalle para tener en cuenta. De todos modos aún hacen falta más investigaciones para ver si los resultados coinciden con personas de otras edades o con antecedentes de hipertensión.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?