SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Nueva guía de atención cardiaca y de presión arterial

Nueva guía de atención cardiaca y de presión arterial

Las medidas modifican los estándares, que se cambiaron por última vez en 2005

LUNES, 13 de junio (HealthDay News/HolaDoctor) -- Los resultados enfocados en los pacientes son el énfasis de las diez medidas de rendimiento actualizadas para las personas que sufren de enfermedad de la arteria coronaria e hipertensión, que fueron publicadas el lunes por un trío de importantes grupos médicos de los EE. UU.

"La principal intención es que estas medidas sean usadas por los médicos individuales y las prácticas grupales en sus esfuerzos por mejorar la atención de los pacientes de hipertensión y los que tienen enfermedad coronaria estable", apuntó en un comunicado de prensa del Colegio Estadounidense de Cardiología (American College of Cardiology) el Dr. Joseph Drozda Jr., director de investigación en resultados del Sistema de Salud Sisters of Mercy de San Luis, Misuri, y copresidente del comité de redacción de las nuevas medidas.

"Al adherirse a las especificaciones descritas en este conjunto de medidas, las entidades que operan programas de rendimiento de cuentas pueden asegurarse de contar con medidas de alta calidad y clínicamente significativas", añadió.

Las medidas fueron publicadas por la American College of Cardiology Foundation, la American Heart Association y por el Consorcio Médico para la Mejora del Rendimiento (Physician Consortium for Performance Improvement), convocado por la American Medical Association.

Las medidas para la enfermedad de la arteria coronaria incluyen:

  • Control de la presión arterial: Los adultos deben tener una presión arterial de menos de 140/90 mm Hg. Si no se puede alcanzar esa meta, se deben recetar por lo menos dos antihipertensivos.
  • Control de los lípidos: Los pacientes deben alcanzar un nivel de colesterol LDL (el "malo") de menos de 100 mg/dL. Si no pueden llegar a esa meta, el médico debe documentar un plan de atención para reducir el nivel de LDL, que incluya recetar al menos una estatina.
  • Evaluación de síntomas y actividad: Los médicos deben evaluar los niveles de actividad de los pacientes, y la correspondiente presencia o ausencia de síntomas de angina. La angina es el dolor o incomodidad en el pecho que tiene lugar cuando el corazón no recibe suficiente sangre.
  • Gestión de la angina: En alguien con angina, un médico debe documentar un plan de atención para gestionar los síntomas.
  • Consumo de tabaco: Los pacientes deben ser evaluados en cuanto al uso de tabaco, y si es necesario, deben recibir asesoramiento para dejar de fumar.
  • Terapia antiplaquetaria: Los médicos deben recetar aspirina o clopidogrel.
  • Terapia con bloqueadores beta: Se debe recetar a personas que han sufrido infartos al miocardio o que tengan una fracción de eyección ventricular izquierda inferior al 40 por ciento.
  • Terapia con inhibidores de la ECA/BRA: Esto se debe recetar a personas diabéticas o que tengan una fracción de eyección ventricular izquierda inferior al 40 por ciento.
  • Derivación a rehabilitación cardiaca: Se debe derivar pronto a las personas que han sufrido un ataque cardiaco agudo, cirugía de injerto de derivación de la arteria coronaria, colocación de dilatador, cirugía de la válvula cardiaca o trasplante de corazón.

En el área de hipertensión, las nuevas medidas incluyen:

  • Control de la presión arterial: Los pacientes deben tener una presión arterial de menos de 140/90 mm Hg. Si la presión arterial es más elevada, se deben recetar al menos dos antihipertensivos.

"Este informe representa una actualización y revisión de las directrices publicadas por última vez en 2005" y "describe claramente qué constituye una atención adecuada para pacientes de enfermedad de la arteria coronaria y/o hipertensión", señaló el Dr. Louis Evan Teichholz, jefe de cardiología y director médico de servicios cardiacos del Centro Médico de la Universidad de Hackensack, en Nueva Jersey. "Un cambio significativo es la adición de la remisión a rehabilitación cardiaca en un ámbito ambulatorio".

Aunque las directrices sobre la presión arterial y los lípidos no han cambiado mucho, señaló que ambas "están en medio de una revisión, y habrá nuevas recomendaciones disponibles para finales de 2011 o principios de 2012".

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. tiene más información sobre la enfermedad cardiaca coronaria.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?