SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

No a los medicamentos combinados contra la presión

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -
No a los medicamentos combinados contra la presión

Un estudio confirma que los medicamentos que son eficaces cuando se toman de manera individual crean problemas si se combinan

MARTES, 22 de marzo (HealthDay News/HolaDoctor) -- Un equipo de investigadores canadienses advierte que a muchas personas de mayor edad que se enfrentan a la hipertensión se les están recetando de manera inadecuada e innecesaria una combinación de medicamentos para la presión arterial.

Además, advierten, el protocolo dual, que con frecuencia se ofrece sin justificación, puede tener consecuencias graves, como aumento en el riesgo de insuficiencia renal y hasta la muerte.

Los dos tipos de medicamentos en cuestión son los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) y los bloqueadores de los receptores de la angiotensina (BRA).

El equipo del estudio recalcó que, por sí mismos, cada uno está bien establecido y es altamente efectivo para controlar la presión arterial. Además, una pequeña cantidad de personas, aquellas diagnosticadas con un problema de presión arterial relacionado con la función sistólica del ventrículo izquierdo, podría obtener algunos beneficios adicionales si toman estos medicamentos a la vez, dijeron.

Sin embargo, la mayoría de los adultos mayores no necesita ambos medicamentos, según sostienen los investigadores, particularmente si se toma en cuenta la recomendación reciente de que en general hay mucho más que perder, que ganar.

"No me sorprende que el uso de esta combinación de agentes con frecuencia no se base en directrices, pues a menudo se supone que si dos medicamentos por sí solos son beneficiosos, la combinación de los dos debe ser aún más beneficiosa", señaló el Dr. Finaly A. McAlister, autor líder del estudio, de la división de medicina interna general del Instituto Cardiaco Mazanowski Alberta de la Universidad de Alberta en Edmonton, Canadá.

Sin embargo, McAlister anotó que la investigación ya ha indicado que no es así con la mezcla de inhibidores de la ECA y BRA, y el nuevo estudio "confirma los riesgos de esta combinación". Los hallazgos del estudio aparecen en la edición del 21 de marzo de la Canadian Medical Association Journal.

En la investigación participaron 32,312 personas, todas mayores de 65, que tomaban solamente un inhibidor de la ECA, un BRA o una combinación de ambos.

El equipo anotó que entre cerca del cinco por ciento de los que tomaban ambos medicamentos, la enorme mayoría, el 86 por ciento, no tenía una afección que justificara el régimen combinado.

También hallaron que los que usaban una terapia combinada no cumplieron al pie de la letra el régimen, la mayoría había dejado de tomar los medicamentos en cuestión de tres meses, incluso ante la ausencia de enfermedad importante o efectos secundarios graves. Los investigadores especularon que la aparición de la presión arterial baja fue la principal razón para abandonar la rutina.

Se halló que los que continuaron con el protocolo de dos medicamentos eran más propensos a experimentar enfermedad renal terminal o insuficiencia renal, o a morir que los que tomaban alguno de los dos medicamentos.

El Dr. Bryan Henry, profesor asistente de medicina de Finger Lakes Cardiology Associates del Centro Médico de la Universidad de Rochester en Nueva York, expresó poca sorpresa con los hallazgos.

"Cada año hay más evidencia de que la combinación no contribuye en nada o de que puede ser perjudicial", aseguró Henry. "Podría ser útil para un pequeño subconjunto de pacientes. Pero en general, estos medicamentos no deben tomarse combinados".

"De todos modos, los lectores"; recalcó inmediatamente Henry, "no deberían pensar que cada medicamento por individual no es seguro y efectivo. El problema radica en la combinación".

El Dr. Gregg C. Fonarow, profesor de cardiología en la Universidad de California en Los Ángeles, tiene la esperanza de que la comunidad médica va a escuchar la información sobre los riesgos aparentes de combinar los dos medicamentos.

"Varios ensayos han dejado de mostrar beneficios adicionales de tomar ambos medicamentos juntos. Además, generalmente no se recomienda la combinación en las directrices de tratamiento", anotó. "Entonces, en realidad sorprende que tantos pacientes la recibieran de todos modos".

"Sin embargo, es una oportunidad para que los médicos se den cuenta de que los riesgos superan los beneficios para los pacientes", agregó Fonarow. "Ciertamente, es un riesgo que debe evitarse".

Más información

La American Heart Association tiene más información sobre los medicamentos para la presión arterial.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?