Editar mi perfil

La vida después de un infarto cerebral

Por Violeta Merlo -
Crédito: HolaDoctor

Maru Enríquez, cantante y locura de radio en la Ciudad de México, vio azotada su vida de un momento a otro en enero del 2012, dos infartos cerebrales le cambiaron radicalmente la existencia. Perdió la vista y el movimiento de las piernas y los brazos, su condición médica destruyó su independencia pero no su voluntad y el brío de su canto.

Maru es una persona singular, muestra su sonrisa todo el tiempo, poco a poco, con paciencia y esfuerzo recobró la vista y la movilidad de los brazos, pero aún no logra caminar. Ha pasado varios meses en cama y salió airosa ante un diagnóstico pesimista de vida que le auguraba ceguera incurable.

Según el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco Suárez de la Secretaría de Salud, además de ser una de las principales causas de mortalidad en México, la Enfermedad Vascular Cerebral (EVC) es la causa más común de incapacidad en adultos en el país. En 2010 fallecieron 32,306 personas por este padecimiento, lo que la ubica como la sexta causa de muerte a nivel nacional, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Aunque tenía una buena calidad de vida (comía sano, no fumaba y hacía ejercicio todos los días) un diagnóstico y tratamiento equivocado, desencadenaron sus ACV. Todo inició "con dolores de cabeza intensos e incontrolables, pasé un calvario durante varias semanas hasta la detección de mi padecimiento”. Los primeros médicos lo atribuían al estrés, volvía a casa, pero el dolor no desaparecía hasta que descubrieron que sufría hipertensión.

Cuando por fin se le hizo una resonancia magnética, Maru ya había perdido la fuerza de piernas y brazos. Perdió el control de esfínteres. Tenía dificultades para hablar y ver. "El primer neurólogo me dijo: no va a volver a ver jamás", recordó.

"Es brutal, se te va casi la vida. Una gran parte de ti se muere", contó Maru.

Cada minuto cuenta

"Hoy me veo en silla de ruedas, tuve que cambiar mis hábitos alimenticios, evitar una mala alimentación, era una taquera, hoy me digo, hubiera dejado de comer tanta grasa", comentó la locutora del programa de entrevistas "Al aire" de la emisora de internet Código DF.

La también ex integrante del grupo La Nopalera, quien grabó tres discos recordó que su pareja (Carlos Badillo) siempre estuvo y está a su lado, "perdí la movilidad de los brazos y las piernas, al principio no podía controlar mis movimientos, todavía pierdo el equilibrio, he tratado no dejarme caer ni deprimirme, ha sido muy difícil".

Es importante prestar atención a los dolores de cabeza intensos, pérdidas bruscas y temporales de la visión, fallas en los movimientos, problemas para ver con un ojo o con ambos, pérdida del equilibro o falta de coordinación, son signos de alarma para acudir rápidamente al hospital más cercano y confirmar si hay algún riesgo de ACV y tratarlo a tiempo, recomienda el cardiólgo, José Luis Robledo.

Cerca de un tercio de las personas que sufren EVC quedarán con alguna discapacidad, que puede ser desde alteraciones menores hasta discapacidad física o mental severa, así como la muerte. Por medio del reconocimiento temprano de los síntomas y la búsqueda inmediata de atención médica se pueden reducir considerablemente las posibilidades de muerte y discapacidad.

Lucha ante la adversidad

Con mucha fuerza de voluntad, Maru retoma su vida y su carrera, recién cumplió 56 años. Luego de más de seis meses de abandonar los micrófonos, comenzó haciendo sus programas de radio postrada en cama afectada por la pérdida de movilidad pero con el corazón en la garganta.

Ya en la cabina de Código DF, entrevistó a su amiga y madrina de carrera, Cecilia Toussaint, a quien le declaró con aire de triunfo: “No nos tiró ese sentón que nos dio la vida; seguimos vivas, pataleando y dando guerra”.

En febrero pasado se presentó, en silla de ruedas en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, y en julio, en el Foro del Tejedor de la Cafebrería El Péndulo. Prepara también una presentación en septiembre. A la voz de Maru Enríquez ni dos infartos la callan.

Maru Enríquez inició su carrera como cantante en 1973 y desde entonces se distinguió como una intérprete apasionada por el blues, el rock y la canción mexicana. Como parte del grupo La Nopalera, Enríquez grabó tres discos; sin embargo, a lo largo de su trayectoria también colaboró con Jaime López, siendo una las principales intérpretes de las canciones del autor de Chilanga Banda.

Isquémicos y hemorrágicos

La Asociación Americana de Accidentes Cerebrovasculares clasifica los ataques cerebrales o accidentes cerebro vasculares en isquémicos y hemorrágicos. Los que más se presentan son isquémicos. Estos ocurren debido a la formación gradual de placas de aterosclerosis o depósitos grasos en el interior de las arterias que nutren el cerebro o cuando un coágulo de sangre bloquea una arteria cerebral.

Los ataques cerebrovasculares hemorrágicos son de dos tipos, aquellos en los cuales el sangrado ocurre dentro del cerebro (hemorragia intracerebral), y aquellos en los cuales el sangrado ocupa las finas envolturas cerebrales (hemorragia subaracnoidea). Alrededor de un 13 por ciento de todos los ACV son hemorrágicos.

El cerebro controla todo lo que hacemos hablar, caminar y respirar. Si debido a un ataque cerebral un área localizada del cerebro no recibe necesario oxigeno la parte del cuerpo controlada por ese área podría verse afectada. Por eso, los ataques cerebrales pueden causar problemas con el movimiento, la visión, el habla, etc.

La enfermedad cerebrovascular en cifras

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las ECV son la principal causa de muerte en todo el mundo. Cada año mueren más personas por ECV que por cualquier otra causa. Se calcula que en 2030 morirán cerca de 23.3 millones de personas por ECV, sobre todo por cardiopatías y AVC, y se prevé que sigan siendo la principal causa de muerte.

La enfermedad cerebrovascular es la tercera causa de muerte en los Estados Unidos y en gran parte del mundo occidental, es la causa principal de invalidez en adultos. Cada año, en los EE. UU., se informan aproximadamente 795, 000 casos de ACV, dos tercios de ellos son iniciales y un tercio recurrente.

Entre los factores de riesgo de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU., la hipertensión arterial es el número uno, los otros son: fibrilación auricular, diabetes, antecedentes familiares de la enfermedad, colesterol alto y la edad.

Bajo la normativa de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act o ACA en inglés), la prevención es uno de los ejes fuertes. Por eso, hay una amplia gama de exámenes preventivos a los que podrás acceder de manera gratuita o a un costo moderado, tales como el control de la presión arterial y colesterol. Conoce más de estas opciones en el Centro de Seguros Médicos.

Más para leer:

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo