Publicidad

Editar mi perfil

La peor salud cardiaca en el sur de EEUU. En el noroeste, la mejor

Por Randy Dotinga, Reportero de Healthday -

En una encuesta de gran tamaño realizada en EE. UU., Oklahoma obtuvo la peor calificación y Washington, D.C., la mejor

Los residentes de varios estados del sur de Estados Unidos son los que cuentan con más probabilidades de tener una mala salud cardiaca, según halla un nuevo estudio.

Pero es el país entero el que tiene el problema. Solo aproximadamente un 3 por ciento de los adultos encuestados en EE. UU. que no tienen problemas cardiacos lograron cumplir los siete criterios del bienestar cardiaco, como contar con un nivel ideal de peso, tensión arterial, actividad física y una dieta sana.

Por otra parte, casi el 10 por ciento de los encuestados no tenían una buena salud cardiaca, y cumplían solo dos o menos de los requisitos. En Virginia Occidental eran el 16 por ciento, el 14 por ciento en Alabama, Mississippi y Kentucky, y el 13 por ciento en Luisiana.

"Sigue existiendo una desigualdad en la salud cardiovascular en Estados Unidos, no solo por factores sociales y demográficos, como la raza, el sexo, la edad y el nivel educativo, sino también en función del estado en que se viva", afirmó la autora principal del estudio, la Dra. Jing Fang, epidemióloga de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

En Estados Unidos, se estima que la enfermedad cardiaca es responsable de un tercio de todos los fallecimientos. Sin embargo, los investigadores afirmaron que los niveles de mortalidad por enfermedad cardiovascular han caído de forma significativa en las últimas cuatro décadas, y eso tiene mucho que ver con que la gente se está cuidando más.

El nuevo estudio se basó en una encuesta realizada en 2009 a más de 350,000 personas que no habían tenido ninguna enfermedad cardiaca o accidente cerebrovascular (ACV). Los autores del estudio reconocieron que su diseño tenía un punto débil, porque contaba con las percepciones sobre su propia salud de las personas, en lugar de con los historiales médicos.

Los investigadores examinaron si los participantes cumplían con los siete criterios de la salud cardiaca ideal propuestos por la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association): no tener hipertensión; no tener el colesterol alto; no tener diabetes; tener un peso saludable; no fumar; realizar ejercicio físico moderado al menos 150 minutos a la semana o 75 minutos de ejercicio vigoroso; y una dieta con cinco raciones o más de frutas y verduras al día.

Los investigadores ajustaron las estadísticas de tal manera que no hubieran muchos o pocos participantes con la misma edad.

El estado con el porcentaje más bajo de residentes con una salud cardiaca ideal (un 1 por ciento) fue Oklahoma. Washington, D.C., fue el estado con el mejor porcentaje, un 7 por ciento, seguido de Vermont y Connecticut (casi el 6 por ciento) y Virginia (un 5 por ciento).

¿Por qué las personas residentes en Washington, D.C., tenían un estado de forma relativamente tan bueno, siendo un lugar que cuenta con una gran cantidad de afroamericanos que habitualmente tienen una salud cardiaca deficiente? Fang aseguró que la ciudad contaba con muy buenos datos porque tiene niveles bajos de obesidad y mucha gente que sigue una dieta sana.

Los residentes de algunos estados del sur, en particular del sur profundo, tenían altos niveles de obesidad, hipertensión y tabaquismo, indicó.

Está claro que los sureños tienen un riesgo más alto de problemas cardiacos, según los investigadores sobre temas de salud que han identificado un "cinturón del ACV" en el sur, donde los ACV son más habituales que en cualquier otra parte del país. Incluye a Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, Mississippi, Alabama, Arkansas, Tennessee y Luisiana.

¿Qué se puede hacer con los hallazgos del estudio? Donna Arnett, presidenta de la Asociación Americana del Corazón y catedrática de epidemiología en la Universidad de Alabama en Birmingham, opinó que los hallazgos son cruciales para medir los progresos del proyecto de la asociación para mejorar la salud cardiaca en el país en un 20 por ciento para 2020.

Y con respecto a los estados, "se les debería otorgar el poder de diseñar sus propios programas [de salud] dirigidos a las necesidades concretas de sus habitantes", añadió.

Pero, ¿qué hay de los estados, como algunos del sur, que son pobres? "Si los recursos económicos son limitados, no se trata de hacer más cosas, sino de ser más hábiles", comentó Arnett.

El estudio aparece en la edición del 19 de diciembre de la revista Journal of the American Heart Association.

Más información

Para más información sobre la prevención de las enfermedades cardiacas, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo