Publicidad

Editar mi perfil

La hora de sueño perdida pondría al corazón en riesgo el lunes

Por HealthDay -

Un experto advierte sobre un aumento de diez por ciento en el riesgo de ataque cardiaco entre los que no se preparan para el sueño perdido

JUEVES, 8 de marzo (HealthDay News) -- Este fin de semana, no solo perderá una hora de sueño cuando adelante el reloj para el horario de verano, sino que también podría estar en mayor riesgo de ataque cardiaco, afirma un experto del corazón.

"El lunes y el martes tras adelantar los relojes... se asocian con un aumento de diez por ciento en el riesgo de sufrir un ataque cardiaco", aseguró en un comunicado de prensa de la Universidad de Alabama en Birmingham Martin Young, profesor asociado de la división de enfermedad cardiovascular de la universidad. "En octubre, cuando el reloj se atrasa, sucede lo contrario. El riesgo se reduce en alrededor de diez por ciento".

El riesgo de taque cardiaco no es mayor el domingo en la mañana después de que se adelantan los relojes una hora, porque la mayoría de personas no tienen que realizar un cambio abrupto en su horario diario. El riesgo alcanza su nivel máximo el lunes, cuando la mayoría de personas se levantan temprano para ir a trabajar, anotó Young.

"No se sabe exactamente por qué sucede, pero hay varias teorías", dijo Young. "La privación de sueño, el reloj circadiano del cuerpo y las respuestas inmunitarias pueden tener que ver cuando se consideran los motivos de que cambiar el reloj una hora pueda resultar nocivo para la salud de alguien".

Aunque el estudio descubrió una asociación entre la pérdida de sueño y el riesgo de ataque cardiaco, no probó una relación causal.

Young explicó que las personas "que se ven privadas de sueño pesan más y están en mayor riesgo de desarrollar diabetes o enfermedad cardiaca. La privación del sueño puede también alterar otros procesos corporales, como la respuesta inflamatoria, que pueden contribuir a un ataque cardiaco. Y la reacción a la privación del sueño y al cambio de hora también depende de si la persona funciona mejor en la mañana o en la noche. A los noctámbulos adelantar el reloj les resulta mucho más difícil".

Young también describió el posible papel del reloj circadiano.

"Cada célula del cuerpo tiene su propio reloj que le permite anticipar el momento en que algo sucederá, y prepararse", apuntó. "Cuando hay un cambio en el ambiente, como adelantar el reloj, las células tardan en ajustarse".

El sistema inmunitario también podría tener que ver con el aumento en el riesgo. "Las células inmunitarias tienen un reloj, y la respuesta inmunitaria depende mucho de la hora", aseguró Young.

Young ofreció consejos para adaptarse al cambio horario:

  • Despiértese 30 minutos antes de lo normal el sábado y el domingo para ayudar a prepararse para madrugar el lunes.
  • Tome un buen desayuno.
  • Salga y tome algo de sol a principios de la mañana.
  • Pase unos minutos haciendo algo de ejercicio en el fin de semana, siempre y cuando no sufra de enfermedad cardiaca.

"Hacer todo esto reprogramará tanto el reloj central del cerebro que reacciona a los cambios en los ciclos de luz y oscuridad como los relojes periféricos, los que están en todos lugares, incluso en el corazón, y que reaccionan a la ingesta alimentaria y a la actividad física", aseguró Young. "Esto permitirá al cuerpo sincronizarse naturalmente con el cambio en el ambiente, lo que podría reducir las probabilidades de tener problemas de salud el lunes".

Más información

El Instituto Nacional de Ciencias Médicas Generales de EE. UU. tiene más información sobre los ritmos circadianos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo