SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Hay poco conocimiento sobre los efectos del vino tinto y la sal

Hay poco conocimiento sobre los efectos del vino tinto y la sal

Expertos señalan que esta confusión constituye un riesgo para el corazón

LUNES, 25 de abril (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una encuesta de la American Heart Association, AHA, halla que la mayoría de los estadounidenses ha oído decir que el vino tinto tiene beneficios para la salud, pero muchos no entienden que es necesario limitar su consumo.

El estudio halla que la mayoría de los encuestados también creía que la sal marina era una alternativa baja en sodio a la sal de mesa. La encuesta se realizó para medir el conocimiento acerca de la manera como el vino y el sodio afectan la salud del corazón.

De los mil adultos encuestados, el 76 por ciento estuvo de acuerdo en que el vino puede ser bueno para el corazón, aunque apenas el 30 por ciento conocía los límites establecidos por la AHA para el consumo diario de vino.

El consumo de cualquier tipo de alcohol no debe superar dos bebidas diarias entre los hombres ni una bebida diaria para las mujeres. En general, eso equivale a 237 ml (8 onzas) de vino para los hombres y 118 ml (4 onzas) para los hombres.

Beber demasiado de cualquier tipo de alcohol puede incrementar la presión arterial y conducir a insuficiencia cardiaca, accidente cerebrovascular, arritmia, cáncer y obesidad.

"La encuesta señala que necesitamos educar mejor a la gente acerca de los riesgos para la salud cardiaca del consumo de vino, sobre todo su posible relación con el aumento de la presión arterial", aseguró en un comunicado de prensa de la AHA el Dr. Gerald Fletcher, vocero de la asociación y profesor de medicina y enfermedades cardiovasculares del Colegio de Medicina de la Clínica Mayo.

Los resultados de la encuesta, publicada el lunes, también indican que la mayoría de los encuestados no conocen la principal fuente de sodio en sus dietas y están confundidos acerca de las opciones bajas en sodio. Consumir demasiado sodio puede incrementar la presión arterial y el riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular.

El 46 por ciento de los encuestados dijo equivocadamente que la sal de mesa es la fuente principal de sodio en las dietas de los estadounidenses. De hecho, los alimentos procesados como las sopas, los enlatados, las mezclas listas para preparar, los condimentos y la salsa de tomate constituyen hasta el 75 por ciento del consumo de sodio en los EE. UU.

El 61 por ciento de los encuestados considera que la sal de mesa es una alternativa baja en sodio a la sal de mesa. Sin embargo, la sal marina y la sal kósher son químicamente iguales a la sal de mesa (40 por ciento de sodio).

La gente no debería consumir más de 1,500 mg de sodio al día, según la AHA. Para limitar la ingesta de sodio, los expertos recomiendan leer las etiquetas de nutrición y de ingredientes de los alimentos preparados y empacados.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. describe cómo reducir la sal y el sodio en la dieta.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?