SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Examinar los corazones de los adolescentes podría salvar vidas

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Examinar los corazones de los adolescentes podría salvar vidas

Investigadores afirman que la prueba ECG es 'obvia' para los atletas, pero observan beneficios para todos

JUEVES, 5 de abril (HealthDay News/HolaDoctor) -- Evaluar los corazones de los adolescentes, tanto los atletas como los que no lo son, podría salvar miles de vidas, según sugiere un estudio reciente.

La prueba cardiaca recomendada es el electrocardiograma (ECG), que registra la actividad eléctrica del corazón e identifica a los que están en riesgo de paro cardiaco repentino.

"Creo que deberíamos hacer esta prueba y encontrar a los niños que están en riesgo de muerte repentina, y potencialmente salvar sus vidas", aseguró el autor líder del estudio, el Dr. Joseph Marek, fundador y director médico de la Midwest Heart Foundation en Oakbrook Terrace, Illinois.

Los ECG son particularmente importantes para los adolescentes que participan en deportes, afirmó.

"Como padre, para mí es obvio", enfatizó Marek. "Creo que los médicos deben recomendar ECG a sus pacientes adolescentes".

Sin embargo, no todos están de acuerdo. Una de las principales objeciones para la administración generalizada de ECG ha sido el costo, pero Marek apuntó que cada una de las pruebas de este estudio costó menos de diez dólares. Para el estudio, su equipo consiguió el dinero para las pruebas mediante donaciones de la comunidad.

Marek dijo que algunos también temían que evaluar a los adolescentes podría inundar al sistema médico, debido a que se piensa que la tasa de ritmos cardiacos anómalos entre los adultos jóvenes está en el rango de diez a cuarenta por ciento. Pero señaló que "nuestro estudio muestra que la cifra está bastante por debajo del tres por ciento", de forma que esa idea "no se sostiene".

"Evaluar a los adultos jóvenes con ECG ciertamente es factible", enfatizó.

Cada año en Estados Unidos, más de 250,000 personas mueren de paro cardiaco repentino y se calcula que esta cifra incluye a 2,000 adultos jóvenes, según el estudio.

Pero según Marek "la muerte cardiaca repentina en adultos jóvenes puede identificarse antes de que tengan una catástrofe, de forma rentable, mediante la realización de una prueba ECG".

Para una prueba de ECG, se colocan pequeños parches llamados electrodos en varios lugares de la piel del cuerpo, y se conectan mediante cables a una máquina que imprime unas líneas onduladas que indican la actividad eléctrica del corazón, según la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. Para la prueba, que por lo general sólo se toma unos minutos, la persona yace inmóvil.

Entre 2006 y 2010, el equipo de investigación de Marek administró ECG a 50,665 adolescentes de 14 a 18 años, entre quienes había atletas y no atletas. La evaluación se llevó a cabo en 32 escuelas en la parte suburbana de Chicago, durante el día escolar normal.

Las pruebas identificaron a 1,096 adolescentes con ECG anómalos, que indicaban una irregularidad cardiaca que podría resultar en una muerte cardiaca repentina. De esos adolescentes, se encontró que 150 tenían hipertrofia del ventrículo izquierdo, que puede llevar a cardiomiopatía hipertrófica, la causa más común de la muerte cardiaca repentina. Otros 145 tenían una afección llamada QTc prolongado, que puede indicar síndrome de QT largo, también relacionado con la muerte cardiaca repentina.

Los hallazgos fueron presentados el jueves en las sesiones científicas anuales de la Heart Rhythm Society en San Francisco. Los expertos señalan que las investigaciones que se presentan en reuniones deben ser consideradas como preliminares porque no están sometidas al mismo tipo de escrutinio riguroso que las que se publican en revistas médicas revisadas por pares.

Un estudio parecido llevado a cabo en Italia durante un periodo de 26 años encontró que la evaluación con ECG redujo el número de muertes cardiacas en 89 por ciento, apuntó Marek.

El Dr. Gregg Fonarow, jefe asociado de cardiología de la facultad de medicina de la Universidad de California en Los Ángeles, apuntó que "la muerte cardiaca repentina en los jóvenes puede tener un impacto devastador para las familias, los proveedores de atención y la comunidad".

Aunque algunas de las anomalías que causan estas muertes se pueden detectar con ECG, Fonarow comentó que "el uso rutinario de ECG en los jóvenes sigue siendo controvertido".

"Se necesitan más estudios sobre la evaluación con ECG para determinar los requerimientos de recursos, la confiabilidad, la reproducibilidad, la eficacia en la prevención de la muerte cardiaca repentina, y los efectos nocivos potenciales de la evaluación", sentenció.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece más información sobre el paro cardiaco repentino.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?