SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Enojarse multiplica riesgo de hipertensión

Por -
Enojarse multiplica riesgo de hipertensión
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Mantener relaciones sólidas y positivas y evitar los desencuentros, los intercambios personales desagradables y las críticas no solo sería algo positivo a nivel emocional, también para la salud física. Así lo demuestra una investigación realizada en la Universidad Carnegie Mellon, en Pittsburgh, Estados Unidos que advierte sobre los riesgos de padecer hipertensión.

Los hallazgos publicados en la revista Health Psychology de la Asociación Americana de Psicología, refieren que los encuentros interpersonales desagradables o demandantes aumentan el riesgo de elevaciones repentinas de la presión arterial entre los adultos mayores.

Para llegar a dicha conclusión, los investigadores utilizaron los datos de un cuestionario realizado a 1,502 adultos sanos mayores de 50 años sobre la frecuencia de las interacciones negativas (intercambios o comportamientos que implicaban demandas excesivas, críticas, decepción u otras cosas desagradables) con sus parejas, hijos, otros familiares y amigos, así como mediciones de la presión arterial a lo largo de 4 años.

De acuerdo con la evaluación de las respuestas de los participantes y los datos sobre la presión arterial, un aumento de la puntuación de la interacción social negativa representa un 38% más de probabilidades de desarrollar hipertensión. Los adultos mayores más jóvenes -de 51 a 64 años de edad- resultaron ser más sensibles que los de 65 años o más. En cuanto a sexos las mujeres mostraron ser especialmente sensibles a las interacciones negativas.

Además, hallaron que el tipo de relación es importante, toda vez que las interacciones negativas entre amigos y familiares influían en un aumento en el riesgo de hipertensión, mientras que los encuentros desagradables con socios y niños no marcaron una diferencia.

"Esto demuestra la importancia de las redes sociales a medida que envejecemos, de forma que construir relaciones sólidas y positivas resulta beneficioso para prolongar la salud", dijo el profesor Sheldon Cohen, uno de los autores de la investigación.

El especialista destacó que "los conflictos interpersonales son el factor de estrés más comúnmente reportados, por lo que la comprensión de su impacto en la salud y el bienestar es particularmente importante".

Panorama de la hipertensión

La Organización Mundial de la Salud (OMS), refiere que a nivel mundial uno de cada tres adultos padece hipertensión, trastorno que aumenta el riesgo de infarto, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia renal. Dicha proporción aumenta con la edad: una de cada 10 personas de 20 a 40 años, y 5 de cada 10 de 50 a 60 años.

De acuerdo con un reporte de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), uno de cada tres adultos en Estados Unidos padece de presión arterial alta (67 millones) y más de la mitad de ellos (36 millones) no la tiene bajo control. El riesgo se incrementa a medida que se va envejeciendo.

Por lo general, la enfermedad por sí sola no produce síntomas. Una persona puede sufrirla durante años sin saberlo. Sin embargo, durante ese tiempo la presión arterial alta puede causar daños en el corazón, los vasos sanguíneos, los riñones y otras partes del cuerpo, y causar problemas serios tales como derrames cerebrales, insuficiencia cardiaca, infarto e insuficiencia renal.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?