SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Células madre humanas reparan corazón de ratones

Células madre humanas reparan corazón de ratones

Científicos sugieren que los hallazgos podrían ayudar en el avance de la terapia con células madre

LUNES, 18 de julio (HealthDay News) -- Células madre cardiacas humanas genéticamente modificadas ayudaron a reparar el tejido cardiaco dañado en ratones, según un estudio reciente.

Y los investigadores revelaron que diez semanas tras el implante de las células madre, la reparación y función tisular en esos ratones se duplicó respecto a animales de control. También anotaron que la mejora perduró durante al menos veinte semanas.

"Este estudio nos lleva un paso más cerca a una aplicación clínica para la terapia con células madre", aseguró en un comunicado de prensa de la American Heart Association la autora del estudio Sadia Mohsin, becaria postdoctoral de investigación de la Universidad Estatal de San Diego en California. "Dado que los pacientes de insuficiencia cardiaca por lo general son mayores, sus células madre cardiacas no son muy sanas. Pudimos modificar estas células madre obtenidas de pacientes de insuficiencia cardiaca para que fueran más sanas y pudieran ser trasplantadas en el corazón, sobrevivir y prosperar".

A diferencia de otras células, las células madre pueden regenerarse y tienen el potencial de convertirse en varios tipos de tejido. Para llevar a cabo el estudio, los investigadores usaron células madre cardiacas de pacientes que recibían bombas mecánicas de asistencia para sus corazones enfermos. Las células madre se modificaron genéticamente para expresar una proteína conocida como Pim-1, que ocurre de forma natural en respuesta al daño cardiaco.

La Pim-1 genéticamente modificada y células cardiacas humanas no modificadas se implantaron en ratones en los cuales se había inducido un ataque cardiaco, para que los investigadores pudieran comparar ambos grupos.

Usando tecnología molecular, los investigadores también vincularon otra proteína verde fosforescente derivada de medusas para identificar la Pim-1 con mayor facilidad.

Los autores del estudio concluyeron que la aplicación podría ayudar en el avance de la terapia con células madre.

En un comentario sobre el estudio, el Dr. Roger Hajjar, profesor de medicina, cardiología y medicina genética y celular de la Escuela de Medicina Mount Sinai de la ciudad de Nueva York, dijo que "una de las principales limitaciones de la terapia celular para las enfermedades cardiovasculares ha sido la supervivencia de las células cardiacas progenitoras implantadas en el corazón. En ciertos estudios, más del 90 por ciento de esas células implantadas mueren tras la inyección en los corazones enfermos, reduciendo su capacidad de reparar los corazones".

En este nuevo estudio, los investigadores mostraron que al expresar el gen Pim1, el equipo "pudo mejorar la capacidad reparadora de estas células. Se trata de un estudio importante que aborda una necesidad no satisfecha en el campo de la terapia con células madre".

Aunque los resultados del estudio son alentadores, los expertos señalan que la investigación con animales frecuentemente no lleva a avances médicos que beneficien a las personas.

Más información

Los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre las células madre.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

HealthDay

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?