SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Bajan tasas de enfermedad cardiaca

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Bajan tasas de enfermedad cardiaca

Pero ciertas poblaciones aún se quedan rezagadas, sobre todo en el sur, advierten los expertos

JUEVES, 13 de octubre (HealthDay News) -- El porcentaje de estadounidenses que sufren de la principal causa de muerte del país, la enfermedad cardiaca, continúa en descenso, según una investigación reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

En general, el seis por ciento de los adultos sufrían de enfermedad cardiaca en 2010, un descenso frente a 6.7 por ciento en 2006. Unos mejores tratamientos para la hipertensión y el colesterol alto, además de declives en el tabaquismo, podrían explicar la tendencia, apuntaron los expertos.

Pero no todos se benefician: los estadounidenses con un menor nivel educativo, y las personas que viven en ciertos estados, como Kentucky y Virginia Occidental, siguen teniendo tasas de enfermedad cardiaca muy por encima del promedio nacional, según los CDC.

Según un experto, se puede y se debe hacer mucho más.

"Se pueden lograr reducciones aún mayores en la prevalencia, la discapacidad y las muertes" en todo EE. UU. con los esfuerzos adecuados de alcance y prevención, aseguró el Dr. Gregg Fonarow, profesor de cardiología de la Universidad de California en Los Ángeles y vocero de la American Heart Association.

Las nuevas estadísticas aparecen en la edición del 14 de octubre de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report, una publicación de los CDC.

En el estudio, los investigadores de los CDC evaluaron encuestas del Sistema de vigilancia de factores de riesgo conductuales de 2006 a 2010.

"En más de cinco años, la prevalencia de la enfermedad cardiaca se ha reducido significativamente", señaló el autor líder, el Dr. Jing Fang, epidemiólogo de la División de Prevención de la Enfermedad Cardiaca y el Accidente Cerebrovascular de los CDC.

Algunas de las tasas más bajas de enfermedad cardiaca se observaron en personas más jóvenes (menores de 65) y en personas con una educación superior a la universidad. Las mujeres tendían a tener tasas más bajas de enfermedad cardiaca que los hombres, con 4.6 y 7.8 por ciento, respectivamente.

Los mayores declives en la enfermedad cardiaca durante ese periodo se observaron entre los blancos, que pasaron de 6.4 por ciento en 2006 a 5.8 por ciento en 2010. Los estadounidenses de origen hispano también observaron una reducción significativa en la enfermedad cardiaca, de 6.9 a 6.1 por ciento en el mismo periodo.

Por otro lado, la tasa de enfermedad cardiaca aumentó ligeramente entre los negros, al pasar de 6.4 a 6.5 por ciento. Los nativos americanos y de Alaska tuvieron la prevalencia más alta de enfermedad cardiaca, con 11.6 por ciento, señalaron los CDC.

La tasa de enfermedad cardiaca aumentó con la edad, lo cual no es sorprendente. En 2010, casi el 20 por ciento de los mayores de 65 tenían enfermedad cardiaca, frente a alrededor de 7 por ciento de los que tenían entre 45 y 64 años, y apenas poco más del 1 por ciento de los que tenían de 18 a 44 años de edad.

La educación también parecía tener algo que ver. La enfermedad cardiaca era más prevalente entre las personas sin una educación de secundaria (9.2 por ciento), las personas con algo de educación universitaria (6.2 por ciento) y los que tenían un nivel superior a una licenciatura (4.6 por ciento), según el informe.

La geografía también importaba. Apenas 3.7 por ciento de las personas que vivían en Hawái tenían problemas cardiaco, frente a 8 por ciento o más en Virginia Occidental y Kentucky. En general, las probabilidades de desarrollar enfermedad cardiaca eran más altas si se vivía en el sur que en otras regiones, apuntaron los investigadores.

Fonarow aseguró que el nuevo informe contiene "hallazgos muy importantes".

Señaló que a pesar del aumento de la obesidad y la diabetes entre los estadounidenses, ha habido un declive significativo y clínicamente relevante en la prevalencia de enfermedad cardiaca coronaria entre hombres y mujeres de todos los grupos de edad y niveles educativos.

"Esto es resultado directo de una mejor detección y tratamiento de la hipertensión y el colesterol alto, además de los esfuerzos de prevención del tabaquismo", aseguró Fonarow. "Estas mejoras reflejan los tremendos esfuerzos de la American Heart Association, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades [de EE. UU.] y otras organizaciones por mejorar la prevención y el tratamiento de la enfermedad cardiaca".

Más información

Para más información sobre la enfermedad cardiaca, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?