SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Sirven las vitaminas?

Por Consumer Reports -
¿Sirven las vitaminas?
CRÉDITO: CONSUMER REPORTS

A pesar de que los tomamos para mantenernos saludables, protegernos de los infartos, del cáncer, de las fracturas óseas y demás, no se ha demostrado que la mayor parte de los suplementos vitamínicos prevengan o mejoren estas afecciones. Aquí les brindamos un breve resumen de siete de los suplementos vitamínicos más vendidos, incluyendo cómo se usan, los beneficios conocidos y los riesgos potenciales.

Multivitaminas

Se usan para: mejorar la salud en general, prevenir afecciones crónicas, tales como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. 

Las pruebas indican: que los suplementos multivitamínicos pueden ayudar a prevenir las deficiencias en grupos específicos, como en las mujeres embarazadas. Sin embargo, en repetidas oportunidades los ensayos clínicos no han podido demostrar que las píldoras beneficien a las personas saludables.

Posibles riesgos: es posible que haya sobredosis de ciertos nutrientes, tales como la vitamina A y el calcio, incluidos en varios suplementos multivitamínicos. Por lo tanto, conviene llevar la cuenta del total ingerido en su dieta, incluyendo los alimentos fortificados como los cereales.

Vitaminas B

Se usan para: asegurar un metabolismo saludable; aumentar la energía.

Las pruebas indican: que, para la mayoría de la gente, los alimentos ofrecen muchas de las vitaminas B, incluyendo vitamina B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina), B6, B12 y ácido fólico. La excepciones serían los vegetarianos, las personas con problemas para absorber la vitamina B12 y las mujeres que están o pueden quedar embarazadas (que necesitan una dosis extra de ácido fólico de una vitamina prenatal o de otro suplemento).

Posibles riesgos: una dosis alta de ácido fólico puede ocultar la deficiencia de vitamina B12.

Vitamina K

Se usa para: estimular la coagulación saludable de la sangre y la síntesis proteica; prevenir el cáncer.

Las pruebas indican: que los vegetales de hojas verdes y otras verduras ofrecen a la mayoría de la gente toda la vitamina K que necesitan; incluso si usted no consume vegetales, las bacterias “buenas” de sus intestinos también producen la vitamina. No hay pruebas claras de que las dosis adicionales sirvan para prevenir el cáncer.

Posibles riesgos: demasiada vitamina K puede hacer que la droga anticoagulante warfarina (Coumadin y sus genéricos) sea menos efectiva.

Aceite de Pescado

Se usa para: protección cardiovascular.

Las pruebas indican: que se relaciona la ingesta de una o dos porciones de aceite de pescado por semana con un riesgo menor de infartos y ACV. No obstante, las últimas pruebas indican que las píldoras de aceite de pescado no ofrecen la misma protección, incluso para las personas en riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Posibles riesgos: el aceite de pescado puede diluir la sangre, entonces consulte con su médico antes de tomarlo, especialmente si ya toma anticoagulantes.

Calcio

Se usa para: formar huesos sanos, prevenir la osteoporosis y las fracturas.

Las pruebas indican: que la Fuerza de Tarea de Servicios Preventivos de EE.UU. (U.S. Preventive Services Task Force) afirma que no hay suficientes indicios de que los suplementos de calcio prevengan las fracturas, tanto en la premenopausia como en la postmenopausia, entre las mujeres que ingieren más de 1000 miligramos por día.

Posibles riesgos: hay pruebas que relacionan una alta ingesta de calcio con un riesgo mayor de enfermedad cardiaca, pero los hallazgos han sido inconsistentes.

Vitamina C

Se usa para: prevenir o tratar resfríos, proteger contra el cáncer y las enfermedades cardíacas.

Las pruebas indican: que la gente que ingiere alimentos ricos en vitamina C parece tener menores niveles de enfermedades cardíacas y algunos cánceres. Sin embargo, la mayoría de los estudios de los suplementos han fallado a la hora de mostrar grandes beneficios. Hay pruebas de que 200 miligramos o más por día pueden mejorar los síntomas del resfrío en los adultos mayores y en los fumadores.

Posibles riesgos: las dosis elevadas pueden aumentar la absorción de hierro, por lo tanto, debe evitar los suplementos si padece de hemocromatosis, afección que hace que se acumule hierro en el cuerpo.

Glucosamina/Sulfato de Condroitina

Se usa para: aliviar el dolor que causa la artritis.

Las pruebas indican: que en un ensayo clínico importante que se llevó a cabo en 2006, se observó que los suplementos ayudaron a algunos pacientes con osteoartritis, sin embargo, cuando se promediaron los resultados a lo largo de dos años, no eran significativamente mejores que el placebo para disminuir la pérdida de cartílago. Más recientemente, un estudio de 2014 mostró que la glucosamina no alivia el dolor de rodillas o la pérdida de cartílago en los pacientes con osteoartritis. 

Posibles riesgos: algunos pacientes con alergia a los mariscos puede que tengan que evitar la glucosamina.

--------------------------------------------------------------------

Inscríbete para recibir Lo Nuevo Para Ti - el boletín mensual de Consumer Reports en Español. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

Copyright © 2006-2014 Consumer Reports.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?