SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Menos colesterol gracias al uso de estatinas

Por Barbara Bronson Gray, Reportero de Healthday -
Menos colesterol gracias al uso de estatinas

Un estudio de los CDC sugiere que una cantidad más baja de grasas trans en la dieta también podría tener algo que ver

MARTES, 16 de octubre (HealthDay News) -- Cuando se trata de la enfermedad de la arteria coronaria en Estados Unidos, hay buenas y malas noticias.

La buena noticia es que los niveles promedio de las peores formas de colesterol se reducen entre los adultos de EE. UU.

¿Y la mala noticia? Los estadounidenses alcanzan esas cifras más positivas no tanto mediante cambios en su dieta o a haciendo más ejercicio, sino mayormente tomando estatinas, unos fármacos reductores del colesterol.

Un estudio detallado sobre la forma en que los estadounidenses avanzan en la batalla contra la enfermedad de la arteria coronaria muestra que en un transcurso de 22 años, el colesterol total y el LDL (la lipoproteína de baja densidad, con frecuencia llamado el colesterol "malo") han declinado. Pero el porcentaje de adultos que toman los fármacos anti colesterol también ha aumentado.

Además de observar los niveles promedio de colesterol y los factores asociados con un mayor riesgo de enfermedad cardiaca, los investigadores anotaron si los participantes tomaban estatinas. Sin embargo, no anotaron el tipo de estatina que tomaban, ni durante cuánto tiempo.

Las estatinas incluyen a Lipitor (atorvastatina), Lescol (fluvastatina), Pravachol (pravastatina), Crestor (rosuvastatina) y Zocor (simvastatina).

Los investigadores también deseaban una mejor comprensión sobre si el riesgo de enfermedad cardiaca era afectado por el progreso en el tratamiento farmacológico y la educación de salud.

"Nos interesaba estudiar el colesterol total y el malo porque son factores de riesgo de la enfermedad de la arteria coronaria", explicó Margaret Carroll, autora del estudio y estadista de encuestas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. en Hyattsville, Maryland. "Y este estudio muestra que las tendencias son favorables".

Los investigadores examinaron la cantidad de lípidos (grasas y aceites) en la sangre de los adultos entre 1988 y 2010, usando tres Encuestas nacionales de examen de salud y nutrición de EE. UU. de sección cruzada en que participaron, en combinación, casi 38,000 personas.

El estudio aparece en la edición del 17 de octubre de la revista Journal of the American Medical Association.

Durante el periodo del estudio, los niveles de los dos tipos de colesterol que contribuyen a la enfermedad cardiaca vascular, el LDL y el no HDL se redujeron, mientras que el HDL (que contribuye a una mejor salud cardiaca) aumentó. Los cambios se asociaron con un mayor uso de fármacos reductores de los lípidos y algunos cambios favorables en la dieta.

En promedio, el colesterol total declinó de 206 miligramos por decilitro (mg/dL) en la encuesta de 1988-1994 a 196 mg/dL en la encuesta de 2007-2010, hallaron los investigadores.

El porcentaje de adultos que tomaban fármacos reductores de los lípidos aumentó de 3.4 por ciento en la encuesta de 1988-1994 a 15.5 por ciento en la encuesta de 2007-2010.

La buena noticia fue empañada por la realidad de lo que los estadounidenses aún deben hacer para evitar la enfermedad de la arteria coronaria, señaló el Dr. Gregg Fonarow, profesor de cardiología de la Universidad de California, en Los Ángeles. "Los niveles de colesterol son solo una medida de la salud cardiaca", planteó. "Aunque los niveles de colesterol mejoraron significativamente en los EE. UU. en el periodo de 1998 a 2010, otros componentes de la salud cardiaca (como mantener un peso corporal sano y hacer actividad física regular) no lo han hecho".

Los factores de riesgo de la enfermedad de la arteria coronaria incluyen tener sobrepeso o ser obeso, la inactividad física, fumar cigarrillos, una ingesta excesiva de alcohol y la diabetes tipo 2.

El Dr. Ralph Sacco, presidente de la American Heart Association y presidente de neurología de la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami, ve algunas señales de progreso.

Los autores del estudio sugieren que algunos cambios dietarios, como las reducciones en el consumo de las grasas trans, han ayudado. "Esperamos que, en cierta medida, la mayor concienciación sobre la dieta esté dando dividendos, pero todavía nos falta mucho", apuntó Sacco.

Los investigadores anotaron que los niveles de colesterol también se redujeron entre los que no tomaban estatinas y en los adultos obesos de ambos sexos, incluso tras tomar en cuenta los efectos posibles de la etnia, la edad y el IMC (una medida basada en el peso y la estatura).

La enfermedad de la arteria coronaria es una de las principales causas de muerte en los Estados Unidos, en ambos sexos. Ocurre cuando las arterias que llevan sangre al corazón se endurecen y estrechan, debido a la acumulación de colesterol y otro material, llamado placa, en las paredes arteriales.

Fonarow señaló que es importante notar que "durante el periodo del estudio, hubo reducciones correspondientes en los ataques cardiacos y los accidentes cerebrovasculares, con una reducción superior al 25 por ciento en las muertes cardiovasculares en EE. UU.".

Fonarow enfatizó que debemos hacer más. "Estos datos sugieren que los estadounidenses han mejorado sus niveles de colesterol, y como resultado han mejorado su salud cardiaca. Sin embargo, hay más oportunidades de mejorar la modificación del estilo de vida y el uso de estatinas en los hombres y las mujeres elegibles con, o en riesgo de, enfermedad cardiovascular", añadió.

Más información

Para más información sobre la enfermedad cardiaca, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?