SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Despedirse de la papada ya no es un sueño

Por -
Despedirse de la papada ya no es un sueño
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Un comité asesor de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) recomienda la aprobación de una inyección que elimina la grasa de la papada, y podría resultar una gran aliada para liberarse de una enemiga a la hora de lucir un rostro fresco.

Pronto los profesionales y la gente que quiere deshacerse de la molesta papada, podrán contar con la nueva alternativa de Kythera, una inyección localizada conocida por ahora como ATX-101.

Un panel de asesoramiento de la FDA votó por unanimidad esta semana que se apruebe esta droga para uso específico y puntual de derretir la grasa de la zona de la barbilla.

La opción está a un paso de ser aprobada oficialmente por el organismo federal, y en el futuro podría ser ofrecida como una alternativa a la cirugía, expresó la doctora Susan Weinkle, especialista de Florida que ayudó a probar el fármaco en los pacientes. "No hay ningún otro fármaco aprobado por la FDA como éste, en absoluto. No hay nada así en el mercado", dijo Weinkle a NBC News.

La compañía Kythera Biopharmaceuticals, con sede en California, trabaja desde hace varios años en el desarrollo del fármaco, y los estudios clínicos en los que se probó demostraron que es seguro, eficaz y hace que la gente esté más feliz al liberarse de la grasa en esa zona.

ATX-101 es una droga formulada a partir de un compuesto natural que se encuentra en el cuerpo llamado ácido desoxicólico, que se produce como parte del proceso digestivo y su misión es descomponer la grasa.

Cómo funciona la inyección

La droga "hace que las células de grasa se rompan y se vayan para siempre", dijo Weinkle. El mismo cuerpo las va eliminando después de la aplicación.

La aprobación para ATX-101 se pidió sólo para los excesos en la zona del bajo mentón, y consiste en una serie de inyecciones a intervalos de un mes, aplicadas por un especialista.

No son indoloras: muchos pacientes informaron hematomas, dolor, entumecimiento e hinchazón y otros experimentaron dificultad momentánea para tragar. Aunque se sabe que la cirugía, a menudo causa efectos secundarios más graves.

Weinkle explicó que se necesita cierta habilidad y capacitación para aplicar las inyecciones correctamente, hay delicados nervios de la zona que hay que evitar y deben ir a una cierta profundidad. "Hay que entender la anatomía de la zona", dijo.

Elimar la grasa del cuerpo lleva a miles al consultorio y al quirófano. La American Society of Plastic Surgeons dio a conocer un informe que registra un aumento del 42% en el último año en tratamientos de reducción de grasa no quirúrgicos. Y por cierto, el procedimiento quirúrgico más popular el año pasado fue la liposucción con 342,494 pacientes. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?