SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cirugía reparadora de orejas

Por HolaDoctor -
Cirugía reparadora de orejas

Consiste en una intervención que corrige imperfecciones en el tamaño o la posición de las orejas. ¿En qué casos se aconseja y qué defectos corrige?

¿Qué imperfecciones corrige?

La otoplastía se utiliza para corregir un defecto bastante frecuente en la infancia, que es la separación de las orejas hacia adelante o la presentación de las orejas en forma de copa. 

Este problema más bien estético que parece sin importancia, puede transformarse en un gran problema psíquico para los niños. 

En cambio, en las personas adultas, este tipo de cirugía se utiliza para disimular el agrandamiento de las orejas, especialmente en la zona del lóbulo. 

En síntesis, esta intervención se utiliza para plegar las orejas hacia la cabeza o para reducirlas de tamaño. 

Aunque a veces sólo es preciso corregir una, se operan las dos para lograr la simetría de ambas. 

Otros defectos que se pueden presentarse en las orejas, también son susceptibles de ser mejorados a través de la otoplastía.

¿Cómo es la cirugía?

Se puede realizar en un consultorio, centro ambulatorio u hospital. El paciente puede estar despierto pero sin sentir dolor -bajo anestesia local- o profundamente dormido y sin sentir dolor, con anestesia general. 

La cirugía dura alrededor de 2 horas.

Habitualmente, el cirujano realiza un corte por detrás de la oreja y retira la piel para ver el cartílago auricular. 

Luego dobla el cartílago para reformar la oreja y acercarla a la cabeza; también es probable que corte este tejido antes de doblarlo. 

Luego cerrará la herida con finos puntos de sutura. 

Después de la cirugía, las orejas se cubren con un vendaje grueso, aplicado con presión moderada. 

Se experimenta una mayor sensibilidad en la zona y algunas molestias que se controlan en forma sencilla con los medicamentos que indique el médico. 

Lo más frecuente es que el paciente pueda volver a su casa el mismo día de la operación.

Las 10 cirugías más populares

Riesgos

Si bien se trata de una operación sencilla y ambulatoria, pueden presentarse los riesgos comunes de toda intervención. 

Además, podrían derivarse coágulos sanguíneos e infección. Otras complicaciones derivadas consisten en: queloides y cicatrices prominentes, áreas entumecidas, mayor sensibilidad o resultados insatisfactorios.

Famosos que se resisten a las cirugías

Post -operatorio

Es normal que después de la intervención, las orejas estén inflamadas y rojas durante varios días, y tal vez presenten algo de picazón o ardor. 

Los vendajes de presión externa pueden quitarse a los 2 ó 4 días, pero se recomienda utilizar un vendaje liviano en la cabeza durante 2 ó 3 semanas para facilitar la cicatrización. 

Los puntos se retiran a la semana o se disuelven por sí mismos. 

Volver a las actividades

A los 2 días de realizada la cirugía estética de orejas, ya se pueden volver a realizar las actividades normales, aunque se debe evitar el esfuerzo y los movimientos enérgicos o acciones que impliquen riesgos para la zona operada, por lo menos durante los primeros 30 días de la intervención quirúrgica. 

También a los 2 días, se puede lavar el cabello y ducharse. 

La falta de sensibilidad, el endurecimiento al tocar la zona, inflamación y otras molestias simples, suelen durar como mínimo 1 ó 2 meses.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?