SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cómo adelgazar pantorrillas para usar botas altas

Por -
Cómo adelgazar pantorrillas para usar botas altas
CRÉDITO: THINKSTOCK

Muchas mujeres no pueden usar botas de caña alta porque tienen las pantorrillas muy prominentes. Pero un tratamiento con inyecciones de Botox ayuda a afinarlas.

Patricia es una mujer muy atenta a las últimas tendencias de la moda, y tenía en la mira un sensual par de botas de caña bien alta. Pero al momento de probárselas vio que le quedan demasiado ajustadas en la zona de las pantorrillas y no lograba subir el cierre. ¡Adiós a las botas de sus sueños!

Como ella, no son pocas las mujeres que tienen pantorrillas generosas o músculos muy marcados, y por un sentido estético recurren a tratamientos para solucionarlo. 

En Asia hay un gran furor por las aplicaciones de Botox para reducir el volumen de las pantorrillas, y se conoce con el nombre de "Calf Botox" (Botox en las pantorrillas). Según comentó a MailOnline la cirujana inglesa Carolyn Berry, estas mujeres tienen piernas musculosas ¡pero quieren que sean delicadas y estilizadas como las de un pájaro!

La moda de las mujeres asiáticas llegó al Reino Unido, donde una aplicación de Botox cuesta unos $ 470 dólares. La intervención dura una hora y consiste en aplicar múltiples inyecciones del producto directamente en las pantorrillas. Si la clienta tiene demasiada sensibilidad puede utilizar alguna crema anestésica local para aliviar el dolor que le pueda provocar los pinchazos, que son superficiales. 

Al reducir la actividad muscular, la zona adquiere un aspecto más estilizado y con menor definición. El Botox afecta algunas fibras muscularse externas pero no restringe la función motora del gemelo o gastrocnemio, que es el músculo principal de la pantorrilla, ni afecta las actividades habituales. 

La aplicación puede llegar a reducir algo más de 80” (2 cm) de la circunferencia de cada pantorrilla y el efecto tiene una duración de 6 meses, luego de los cuales se reabsorbe totalmente la sustancia inyectada. 

Pero no todo es tan color de rosa como parece ya que algunos médicos advierten que esta intervención puede tener algunos efectos adversos. El cirujano plástico Naveen Cavale, miembro de la Asociación Británica de cirujanos plásticos estéticos (BAAPS) opina que es un tratamiento peligroso, ya que al evitar que los músculos se contraigan naturalmente con el Botox, éstos se debilitan y causan desgaste muscular. 

Según explicó Cavale, cada vez que damos un paso utilizamos nuestras pantorrillas. ¿Por qué alguien querría debilitar algo que nos sirve para caminar, solo por un tema de mejorar la apariencia? 

La opinión de los médicos parece ser que este tratamiento tiene un precio muy alto, más allá del económico. Y en caso de que no se puedan comprar las botas de moda ¡hay algunos modelos que vienen con más de 10 talles de pantorrilla distintos!

El Centro de Reducción de Pantorrillas de Beverly Hills a cargo del doctor Perry Liu, explica que esta intervención reduce la actividad muscular en la zona y produce un adelgazamiento temporario. 

Asegura que no restringe la función del músculo, y la zona tratada es el gastrocnemio, que es el que da volumen y definición. Esa intervención no deja cicatrices, no necesita tiempo de recuperación, reduce la prominencia y no es invasivo. 

Otro método para adelgazar los gemelos es la liposucción, en donde se eliminan capas de grasa que no se pueden bajar con dieta y ejercicio. Se extrae por medio de una cánula a través de una pequeña incisión, y la intervención se hace bajo anestesia local. 

¿Qué es el Botox?

La Biblioteca Nacional de Salud de los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. explica que el Botox es una droga elaborada a partir de una toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum, la misma que causa la enfermedad llamada botulismo. 

Los médicos la utilizan en tratamientos estéticos y para tratar problemas de salud. La sustancia se inyecta y debilita o paraliza ciertos músculos al boquear algunos nervios. El efecto dura entre 3 y 12 meses, y en ocasiones su aplicación puede producir dolor, hinchazón o enrojecimiento en la zona de los pinchazos. También puede producir dolor de cabeza, estado febril o malestar estomacal, y está contraindicado en mujeres embarazadas o que estén amamantando.  

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?