Editar mi perfil

Cerrar

¿Se puede vivir con la mitad del cerebro?

Por -

La respuesta es sí. En algunos pacientes en que no hay otra salida, los médicos creen que esta intervención puede no sólo ser viable, sino beneficiosa. Tal es el caso de un niño de Ohio, a quien pudieron salvar gracias a esta decisión extrema.

Aiden Gallagher tiene 10 años, es un niño normal que va a la escuela y hace deportes, y desde hace 7 años, vive con la mitad del cerebro.

Sus padres quedaron perplejos cuando los médicos les dijeron que extirparían la mitad del cerebro de su hijo. En ese momento, el niño tenía 3 años de edad, pero por la epilepsia que padece, tenía muchas convulsiones diarias que hasta ese momento, los médicos podían manejar con medicamentos, pero luego se volvieron incontrolables: llegó a tener 12 episodios diarios.

Fue entonces cuando plantearon a la familia realizar una operación conocida como hemisferectomía, en la que se quita parte de la masa cerebral, como la única opción viable para detener las convulsiones severas.

"Entramos en pánico", dijo Pete Gallagher, el padre de Aiden a NBCNews, recordando su reacción. Pero el niño ya estaba en un callejón sin salida.

Desde que lo operaron, Aiden no ha tenido un solo ataque, por lo que es un exponente positivo de una nueva investigación que halla que el procedimiento tiene un buen resultado en niños que sufren de epilepsia devastadora.

"El cerebro tiene una capacidad asombrosa para trabajar alrededor de la función que se ha perdido", dijo el doctor Ajay Gupta, de la Clínica Cleveland.

  • Estudio sobre la hemisferectomía

En el primer estudio a gran escala para examinar las posibilidades de desarrollo de los niños que se someten a hemisferectomía, Gupta y sus colegas hicieron un profundo seguimiento a 115 pacientes a los que les realizaron esta intervención en la Clínica Cleveland, entre 1997 y 2009.

Los médicos concluyeron que la eliminación del hemisferio dañado o deficiente del cerebro permite a los enfermos aprender y crecer y, en algunos casos, llevar una vida normal.

Después de la cirugía, el 56 % de los pacientes estaban libres de crisis. Otro 36% todavía tenía convulsiones, pero alrededor del 15% de ellos tuvo una reducción de más del 90% en la frecuencia de los episodios.

Además, el 83% de los pacientes fueron capaces de caminar en forma independiente, y el 70% desarrolló un lenguaje satisfactorio. Casi el 60% de los niños fueron capaces de participar en las escuelas normales con buena asistencia.

Sin la cirugía, un niño con convulsiones epilépticas graves podría tener un coeficiente intelectual de 50. Con la cirugía, podría llegar a 70, dijeron los investigadores.

En el caso de Aiden, su mejoría fue inmediata: despertó de la operación y tomó a su padre con la mano izquierda, que antes tenía inmóvil, contó su familia. Una semana después, estaba corriendo en un parque local.

  • ¿Qué es la epilepsia?

Es un trastorno cerebral que hace que las personas tengan convulsiones recurrentes.

Las convulsiones ocurren cuando los grupos de células nerviosas (neuronas) del cerebro envían señales erróneas.

Las personas pueden tener sensaciones y emociones extrañas o comportarse de una manera rara. Pueden tener espasmos musculares violentos, o perder el conocimiento.

Tiene muchas causas posibles, que incluyen las enfermedades, lesiones cerebrales o desarrollo cerebral anormal, informa la Biblioteca Nacional de Medicina.

Más para leer

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo