SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Pruebas sencillas muestran quién puede conducir luego de un accidente cerebrovascular

Por Randy Dotinga, Reportero de Healthday -
Pruebas sencillas muestran quién puede conducir luego de un accidente  cerebrovascular

Sin embargo, varios expertos en accidente cerebrovascular aseguran que las pruebas podrían no ser confiables

LUNES, 21 de febrero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una nueva reseña de investigaciones existentes sugiere que tres pruebas cortas podrían ayudarles a los médicos a determinar si los pacientes de accidente cerebrovascular que se recuperan están en condiciones de conducir automóviles.

"Una evaluación rápida y objetiva en el consultorio médico puede ayudar a tomar decisiones más precisas", según Hannes Devos, autor de la reseña y asistente de investigación de la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica.

Sin embargo, varios expertos estadounidenses en accidente cerebrovascular aseguraron que no estaban listos para aceptar los hallazgos del nuevo estudio.

La American Heart Association calcula que 6.4 millones de supervivientes de accidente cerebrovascular viven actualmente en los EE. UU. Aunque algunos pacientes logran recuperarse con pocas discapacidades permanentes, los accidentes cerebrovasculares pueden hacer que mucha gente pierda la memoria y la capacidad para mover su cuerpo.

En algunos casos, los pacientes que tienen problemas graves de la capacidad motora aún pueden conducir un automóvil en cuanto consigan el equipo adecuado, por ejemplo transmisión automática, acelerador del lado izquierdo para quienes tengan dificultades para mover el lado derecho y manijas en lugar de timón para conducir con una sola mano, señaló Devos.

Los pacientes de accidente cerebrovascular podrían necesitar aprobación de un médico antes de poder comenzar legalmente a conducir de nuevo, aunque el proceso de evaluación en el consultorio a veces puede ser un reto. "Algunos médicos no se sienten cómodos con la idea de evaluar la idoneidad para conducir porque no cuentan con herramientas estandarizadas que se puedan utilizar en el consultorio", aseguró Devos.

Tomando eso en cuenta, Devos y sus colegas revisaron treinta encuestas e incluyeron 27 en un análisis estadístico general. En total, los estudios evaluaron diversas pruebas de evaluación antes de que los pacientes tomaran pruebas de conducción en carretera. De los 1,728 pacientes de edad promedio de sesenta, el 54 por ciento pasó las pruebas.

Los investigadores hallaron que las tres pruebas de evaluación tenían niveles de precisión de entre 80 y 85 por ciento para determinar la manera como les iría a los pacientes en una prueba de conducción en carretera. Una de las pruebas pide a los pacientes asociar señales de tránsito con situaciones de conducción. Otro exige a los pacientes asociar tarjetas para simular la conducción en una glorieta o rotonda. La tercera prueba pide a los pacientes conectar 25 círculos mientras alterna entre números y letras en orden consecutivo, continuó Devos.

Estas pruebas tardan apenas alrededor de quince minutos y los médicos pueden aplicarlas durante una consulta de rutina, agregó Devos.

¿Se deberían administrar estas pruebas?

El Dr. Larry B. Goldstein, profesor de medicina y director del Centro para el Accidente Cerebrovascular del Centro Médico de la Universidad de Duke se muestra escéptico y señala que las pruebas no identificaron correctamente a entre quince y veinte por ciento de los conductores que no serían seguros, como tampoco a otros que sí lo serían.

"No estoy seguro de si es práctico incluir una evaluación formal de conducción como parte de la consulta de seguimiento de rutina luego del accidente cerebrovascular o si el costo debería reembolsarse", dijo, y agregó que los pacientes pueden elegir ser examinados en un simulador de conducción antes de salir a la calle como parte de la prueba.

El Dr. Jeffrey L. Saver, profesor de neurología y director del Centro del Accidente Cerebrovascular de Los Ángeles en la Universidad de California, aseguró que las pruebas en el consultorio podrían ser útiles si pacientes y familias no están seguros de si deberían gastar dinero en pruebas de conducción en carretera.

"Sin embargo, la evaluación en la carretera seguirá siendo el estándar dorado y probablemente será el método utilizado en general por los médicos para los pacientes que tengan déficits que potencialmente les impidan conducir", dijo.

El estudio aparece en la edición del 22 de febrero de la revista Neurology.

Más información

Para más información sobre el accidente cerebrovascular, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?