SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Probióticos combatirían la depresión

Por HolaDoctor -
Probióticos combatirían la depresión
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Diferentes estudios con probióticos sugieren que estos tendrían una serie de beneficios potenciales para la flora intestinal, facilitar la digestión y evitar el estreñimiento, pero su bondades podrían ser mayores, de acuerdo con el Colegio Universitario de Cork, Irlanda los alimentos probióticos también podrían ayudar a combatir la depresión.

Según los resultados publicados en la revista Biological Psychiatry, las bacterias probióticas tienen un efecto directo sobre el comportamiento químico del cerebro, toda vez que juegan un papel clave en la producción, la absorción y el transporte de sustancias neuroquímicas como la serotonina y la dopamina que son fundamentales para la salud del cerebro.

Para el estudio los investigadores examinaron el efecto de alimentar ratas que presentaban comportamientos depresivos debido a la separación con una bacteria llamada B. infantis. Según los científicos, el probiótico tiene actividad antidepresiva o ansiolítica y normalizó tanto su comportamiento como su sistema inmunitario debido a su poder para inhibir las moléculas inflamatorias llamadas citoquinas (proteínas responsables de la comunicación intercelular).

Según los expertos, el estado de ánimo de una persona estaría influido por las bacterias intestinales y sería el nervio vago el dispositivo de unión entre la microbiota intestinal y el cerebro.

“Este estudio identifica los potenciales objetivos en el cerebro y una ruta a través de la que ciertos microorganismos del intestino pueden alterar la química y el comportamiento del cerebro de ratones. Estos resultados ponen de manifiesto el papel importante que juega la microbiota del intestino en la comunicación bidireccional entre el intestino y el cerebro, abriendo así una oportunidad interesante para desarrollar estrategias basadas únicamente en el empleo de microorganismos para tratar los trastornos psiquiátricos relacionados con la depresión”, dijo John F. Cryan, uno de los autores de la investigación.

¿Qué son los probióticos?

Son microbios “buenos” que se pueden ingerir para ayudar a combatir algunas enfermedades, y que se utilizan como bacterias “beneficiosas”, según indican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, su sigla en inglés). Uno de los más conocidos y utilizados es el Lactobacillus acidophilus.

En Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) clasifica los probióticos como suplementos alimentarios por lo que no está regulada su pureza, viabilidad o eficacia.

Más sobre la depresión

El Instituto Nacional de la Salud Mental (NIMH, por sus siglas en inglés) refiere que la depresión es una enfermedad clínica severa que afecta al cerebro, en Estados Unidos más de 20 millones de personas la padecen.

Ocasionalmente, todos nos sentimos melancólicos o tristes, pero estos sentimientos, por lo general, son pasajeros y desaparecen en unos días. Cuando una persona tiene un trastorno depresivo, este interfiere con la vida diaria y el desempeño normal y causa dolor tanto para quien padece el trastorno como para quienes se preocupan por él o ella. La depresión es una enfermedad común pero grave y la mayor parte de quienes la padecen necesitan tratamiento para mejorar.

La nueva buena noticia es bajo la normativa de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act o ACA en inglés) las empresas aseguradoras están obligadas a incrementar la cobertura en salud mental y adicciones.

La nueva ley coloca a la salud mental al mismo nivel que cualquier enfermedad, en cuanto a copagos y coberturas, por lo que las aseguradoras tendrán que autorizar sin límite las visitas que un paciente puede hacer a su psicólogo o psiquiatra, del mismo modo que un cirujano o cualquier otro especialista trata a su paciente hasta darle el alta. Conoce más de estas opciones en el Centro de Seguros Médicos.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?