SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los carbohidratos, ¿matan al cerebro?

Por -
Los carbohidratos, ¿matan al cerebro?

El neurólogo David Perlmutter, de Florida, lanza “Grain Brain” donde afirma que los granos son asesinos del cerebro y da una serie de pautas que rompen esquemas actuales en nutrición, como volver a las grasas. ¿Cómo es la teoría que inspira polémica?

Olvidarse de los granos, incluso de los buenos, y volver a la dieta de nuestros antepasados con más carne y grasa, ese es en síntesis el mandato del Doctor Perlmutter, Miembro de la American College of Nutrition.

En su libro, que confronta con el enfoque tradicional de la nutrición recomendada por los especialistas en las últimas décadas, él dice que los verdaderos asesinos de cerebro son los hidratos de carbono, culpables de enfermedades devastadoras como la demencia y el Alzheimer, la depresión, la epilepsia y en gran medida, de los dolores de cabeza.

Respecto del daño de los carbohidratos, Perlmutter coincide con la comunidad médica en que son perjudiciales para el cerebro. Una investigación reciente de Clínica Mayo ha demostrado que una dieta alta en carbohidratos puede aumentar el riesgo de deterioro cognitivo y demencia. Y hay varios estudios más que confirman esta teoría.

Pero el neurólogo va más allá con su dogma y agrega que durante años, los expertos en salud han difundido la conexión entre los cereales integrales y la salud del corazón, así como la relación entre los granos refinados y la obesidad. Sin embargo, asegura que nadie ha explicado que comer granos de cualquier tipo, puros o refinados, en realidad, pueden dañar el cerebro

Los amados carbohidratos

La dieta de la vida moderna está llena de componentes negativos, como el trigo, los carbohidratos y el azúcar, y muchas de las enfermedades actuales son absolutamente un reflejo de nuestras opciones alimentarias, afirma en “Grain Brain”. Y defiende la idea de que nuestros cerebros son altamente sensibles a los ingredientes comunes que se encuentran en los alimentos hoy en día: éstos provocan problemas neurológicos y crean las condiciones para el desarrollo de otras enfermedades graves.

“El origen de las enfermedades del cerebro, que son una opción y no un destino, en muchos casos están en la dieta de las personas” dice Perlmutter.

Los genes humanos, sostiene, han evolucionado durante miles de años para adaptarse a una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos, y ahora se hace todo lo contrario. Él recomienda una dieta sin cereales y sin gluten.

El corolario, y quizá la idea más polémica del libro sea ésta: “Esta idea de bajo contenido graso que se ha inculcado a nuestras cabezas y estómagos, carece completamente de base y es profundamente responsable de la mayoría de nuestros males modernos”, asegura Perlmutter.

Sin embargo, los críticos del autor argumentan que las dietas ricas en carne y grasa tienen sus propios y comprobados riesgos, como las enfermedades del corazón.

En ese sentido, no importa la condición médica que tengas, uno de los mandatos de la Ley de Cuidado de Salud que promulgó el presidente Barack Obama en marzo de 2010, prohíbe a las aseguradoras discriminar a las personas con condiciones preexistentes, y también elevar las primas en caso de enfermedad.

Más para leer

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?