SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Experiencias cercanas a la muerte vs. ciencia

Por -
Experiencias cercanas a la muerte vs. ciencia
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Muchas personas que sobreviven a un paro cardíaco pueden tener experiencias fuera del cuerpo y ahora un estudio revela qué pasa con la mente cuando el corazón deja de latir y define cuándo se considera clínicamente que alguien ha muerto.

Miles de personas en todo el mundo relatan los “viajes” fuera del cuerpo al estar en situaciones límite entre la vida y la muerte, y un grupo de científicos cree que se deben estudiar estos fenómenos con más amplitud.

En un nuevo estudio conjunto entre científicos estadounidenses y británicos, se analizó profundamente qué sucede con la actividad mental en las personas que pasan por el trance de estar clínicamente muertas cuando deja de latirles el corazón. Examinaron a 2,060 personas sobrevivientes a un paro cardíaco que fueron reanimadas.

Los investigadores encontraron que el 39 % de los pacientes describieron tener una cierta percepción de la conciencia, pero curiosamente, no tenían ningún recuerdo explícito de los acontecimientos. Y eso se debe a los efectos de los fármacos sedantes sobre los circuitos de memoria, según los científicos.

Hallaron que el 46% de los pacientes reanimados después de un paro cardíaco tenían recuerdos con 7 grandes temas: el miedo, animales, plantas, luz brillante, violencia o persecución, "deja-vu" y familia; el 9% tuvieron experiencias cercanas a la muerte (ECM), mientras que el 2% describió consciencia plena con recuerdos explícitos de "ver" y "oír" los hechos reales relacionados con su reanimación.

"Esto apoya la idea de otros estudios recientes que han indicado que la conciencia puede estar presente a pesar de que sea clínicamente indetectable" apuntaron los autores.

Al parecer, la actividad cerebral continúa aún después de un paro cardíaco, aunque luego muchas personas no lo recuerden. "Esto sugiere que más pacientes pueden tener actividad mental al principio, pero luego pierden los recuerdos al recuperarse, ya sea debido a los efectos de la lesión cerebral o al efecto de los fármacos sedantes sobre la recuperación de la memoria", explicó Sam Parnia, director de investigación de resucitación en la Universidad Estatal de Nueva York, Stony Brook.

La investigación a gran escala incluyó a 2,060 pacientes de 15 hospitales en Gran Bretaña, Estados Unidos y Austria comenzó en 2008. Se denominó AWARE  (Awareness during Resuscitation) y se propuso examinar si los relatos de las experiencias de “viajar al más allá” y volver, corresponden a hechos reales o alucinatorios.

El concepto de muerte

Los resultados revelaron que los temas relativos a las experiencias cercanas a la muerte parecen mucho más amplios que lo que se ha entendido hasta ahora. "Los estudios futuros deberían centrarse en un paro cardíaco, que es biológicamente sinónimo de muerte, en lugar de otros estados médicos mal definidos", concluyeron los investigadores.

Según el Dr. Parnia, experto en el tema, la muerte no es un momento específico, sino un proceso potencialmente reversible que se produce después de cualquier enfermedad o accidente grave hace que el corazón, los pulmones y el cerebro dejen de funcionar. Él es pionero en la “ciencia de la reanimación”, para volver a las personas a la vida.

Parnia sostiene que este momento se puede revertir, bajo ciertas condiciones y si transcurre un determinado lapso de tiempo. Si se hacen intentos para cambiar este proceso, esto se denomina paro cardíaco. Sin embargo, si estos intentos no tienen éxito, sí se determina la muerte.

"En este estudio, hemos querido explorar de manera objetiva lo que sucede cuando morimos", concluyó. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?