SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Esperanza contra ataques cerebrales

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Esperanza contra ataques cerebrales

Las personas que sufren de fibrilación auricular obtuvieron resultados un poco mejores cuando tomaron el fármaco experimental apixaban, halló un estudio

DOMINGO, 28 de agosto (HealthDay News) -- Un medicamento experimental, el apixaban (Eliquis), parece ser mejor que la tradicional warfarina para prevenir accidentes cerebrovasculares (ACV) en personas con la arritmia cardiaca conocida como fibrilación auricular, halla un nuevo estudio.

Más de 2.6 millones de estadounidenses sufren de fibrilación auricular, y muchos toman warfarina (también conocida como Coumadin) para evitar coágulos peligrosos que pueden provocar un ACV. Sin embargo, la warfarina es notoriamente difícil de modular, y hay que vigilarla muy de cerca, por lo general mediante consultas médicas mensuales. Si la actividad del fármaco no se revisa con regularidad, puede desencadenar episodios graves de sangrado, de los cuales los más graves pueden ocurrir en el cerebro.

"Gestionar la warfarina cuesta mucho trabajo", apuntó el investigador del estudio, el Dr. Jack Ansell, presidente del departamento de medicina del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York. "A veces daña la calidad de vida del paciente, y los resultados dependen mucho de qué tan bien se gestiona la dosis del fármaco", añadió. "Este [nuevo] medicamento tiene muchas ventajas respecto a la warfarina".

Con apixaban, los pacientes pueden usar una dosis estándar y no necesitan monitorización ni ajustes, dijo Ansell. Además, a diferencia de la warfarina, apixaban tiene pocas interacciones con otros fármacos y alimentos, añadió.

El ensayo fue financiado por Bristol-Myers Squibb y Pfizer, fabricantes de apixaban.

Apixaban es lo que se conoce como un inhibidor del factor Xa, un tipo de anticoagulantes que funcionan al bloquear el factor X, una proteína que tiene que ver con la coagulación de la sangre. Ansell espera que en un futuro los fármacos de esta clase tendrán un efecto importante sobre la forma en que se maneja la fibrilación auricular.

Otro fármaco similar, el Pradaxa (dabigatran), ha estado en el mercado durante alrededor de un año y muchos pacientes de fibrilación auricular han cambiado a éste o lo han iniciado, comentó.

"Una vez [apixaban] esté disponible, será muy difícil evitar ofrecerlo a los pacientes", aseguró.

Sin embargo, el costo sigue siendo un factor. Mientras que la warfarina genérica cuesta apenas unos centavos por dosis, cualquier fármaco de marca nuevo probablemente sea mucho más caro. Según Laura Hortas, vocera de Bristol-Myers Squibb, debido a que apixaban sigue siendo un fármaco experimental, su precio aún no está claro.

El nuevo informe aparece en la edición en línea del 28 de agosto de la revista New England Journal of Medicine para coincidir con su presentación en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, en París.

Para el ensayo, más de 18,000 pacientes de fibrilación auricular y con un riesgo elevado de accidente cerebrovascular se asignaron al azar para recibir apixaban o warfarina.

Durante un seguimiento promedio de 1.8 años, hubo menos ACV o coágulos en los pacientes que tomaban apixaban (1.27 por ciento al año) frente a los que tomaban warfarina (1.6 por ciento al año), hallaron los investigadores.

Esto significa que apixaban evito que seis pacientes sufrieran un ACV, que 15 pacientes tuvieran un evento de sangrado mayor, y que ocho pacientes murieran, apuntaron los investigadores en un comunicado de prensa de la Universidad de Duke.

El mayor efecto sobre el ACV fue en la prevención del ACV hemorrágico, que es provocado por sangrado en el cerebro y es el tipo más grave de accidente cerebrovascular. Según los investigadores, apixaban redujo ese riesgo en 50 por ciento, evitando que cuatro pacientes sufrieran este tipo de ACV y que dos pacientes sufrieran un ACV isquémico (causado por el bloqueo de un vaso) o un ACV de origen incierto.

En cuanto al mayor precio que se espera que apixaban tenga, Ansell dijo que dado que el fármaco no requiere monitorización y la incidencia de ACV y sangrado mayor es más baja, los ahorros en consultas médicas y tratamiento para el ACV deberían más que compensar.

El nuevo ensayo llega poco después de otro estudio sobre apixaban que se detuvo pronto debido a preocupaciones sobre la seguridad. En ese ensayo, que aparece en la edición de julio de la revista New England Journal of Medicine, el uso de apixaban se asoció con mayores probabilidades de sangrado, sin proveer a los pacientes ninguna reducción en el riesgo de ataque cardiaco.

Sin embargo, "en ese caso apixaban se administró a pacientes de enfermedad de la arteria coronaria que también tomaban dos anticoagulantes más", anotó Ansell. "Los tres en conjunto mostraron que el riesgo de sangrado era demasiado elevado y que no hubo un beneficio real en esa población. Pero ese es un problema completamente distinto a la fibrilación auricular", apuntó.

En un comentario sobre el estudio más reciente, el Dr. Gregg C. Fonarow, profesor de cardiología de la Universidad de California en Los Ángeles, concurrió en que "la fibrilación auricular aumenta sustancialmente el riesgo de ACV y muerte".

La warfarina reduce el riesgo de ACV en pacientes de fibrilación auricular, pero también aumenta las probabilidades de sangrado y con frecuencia resulta difícil de gestionar, lamentó.

"El apixaban es ahora el primer anticoagulante oral en mostrar una mejora estadísticamente significativa en la supervivencia frente a la warfarina en pacientes de fibrilación auricular", señaló Fonarow. "Esto representa un avance terapéutico muy importante en la atención de los pacientes de fibrilación auricular".

Más información

Para más información sobre la fibrilación auricular, visite el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?