SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vinculan antihipertensivos con cáncer de labios

Por Randy Dotinga, Reportero de Healthday -
Vinculan antihipertensivos con cáncer de labios

Pero el riesgo es extremadamente bajo y no es motivo para cambiar de fármacos, asegura un experto

Un estudio reciente sugiere que varios antihipertensivos, entre ellos Adalat, Nifediac y Cordipin, aumentan el riesgo de cáncer de labios en las personas blancas, posiblemente porque los medicamentos aumentan la susceptibilidad al daño solar.

Sin embargo, el cáncer de labios es muy raro, incluso entre los que toman los fármacos, y los hallazgos preliminares no deben convencer a los pacientes de dejar de tomarlos, advirtió un investigador.

"Deben usar el medicamento que más les convenga", señaló el autor del estudio, el Dr. Gary Friedman, investigador adjunto del Programa de Atención Médica Kaiser Permanente del Norte de California, en Oakland. "Es realmente importante enfatizar que se trata de una afección de bajo riesgo, un cáncer poco común que por lo general se trata con facilidad y no amenaza la vida".

También, protegerse del sol, por ejemplo con filtro solar y sombreros, puede evitar el daño solar que puede llevar al cáncer de labios, señaló Friedman.

Friedman y colegas hallaron la conexión posible al examinar si varios medicamentos tenían algún vínculo con unas mayores tasas de cáncer.

Los antihipertensivos comunes que examinaron fueron: hidroclorotiazida (un diurético conocido como HCTZ y las marcas Aquazide H, HydroDIURIL y Microzide); HCTZ combinado con triamtereno (con las marcas Dyazide y Maxzide); el inhibidor de la ECA lisinopril (con las marcas Prinivil y Zestril); y el bloqueador del canal del calcio nifedipina (con las marcas Adalat, Nifediac, Cordipin, Nifedical, y Procardia).

Para el estudio, que aparece en la edición del 7 de agosto de la revista Archives of Internal Medicine, los investigadores usaron datos de pacientes del plan de salud de Kaiser Permanente, y compararon a más de 700 pacientes del norte de California con cáncer de labios con casi 23,000 personas en un grupo de control. Hallaron que las personas blancas que tomaban algunos de esos fármacos tenían más o menos cuatro veces más riesgo de contraer cáncer de labios de las células escamosas en un periodo de cinco años, apuntó Friedman. El riesgo pareció aumentar con la duración del uso. El riesgo normal es de alrededor de 1 de 100,000, apuntó.

El aumento en el riesgo persistió incluso cuando los investigadores tomaron en cuenta el tabaquismo, que aumenta el riesgo de cáncer de labios. Sin embargo, en general, la enfermedad es rara y ocurre sobre todo en personas de piel clara que pasan mucho tiempo bajo el sol, explicó Friedman.

El bloqueador beta atenolol (con las marcas Senormin o Tenormin), un antihipertensivo que no aumenta la susceptibilidad al daño solar, no pareció aumentar el riesgo de cáncer de labios. Y los hallazgos sobre lisinopril fueron menos firmes que para HCTZ, HCTZ/triamtereno y nifedipina.

El cáncer de labios, un cáncer oral, raras veces se propaga, y por lo general es fácil de tratar, señaló Friedman.

Millones de estadounidenses toman los fármacos, apuntó el Dr. Gregg Fonarow, profesor de medicina y director del Centro de Cardiomiopatía Ahmanson-UCLA, en Los Ángeles.

Fonarow se muestra escéptico sobre el estudio, que fue financiado por el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. Dijo que los hallazgos entran en conflicto con investigaciones anteriores, y podrían no reflejar una relación causal entre los fármacos y el cáncer de labios.

Comentó que "se necesitan más estudios, y estos hallazgos no deben preocupar a los pacientes que reciben estos fármacos".

Más información

Para más información sobre el cáncer oral, una categoría que incluye al cáncer de labios, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?