SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Google diseñó una cápsula que detecta el cáncer

Por -
Google diseñó una cápsula que detecta el cáncer
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

El gigante de internet está trabajando en el desarrollo de una nueva forma de explorar el cuerpo humano que en el futuro seguramente revolucionará los diagnósticos médicos.

Google Inc., con sede en Mountain View, California, está llevando a cabo el ambicioso proyecto de producir un modelo de nanopartículas magnéticas que se insertan en una cápsula que al tragarla, transmitirían información sobre las células enfermas a una prenda inteligente, equipada con sensores e imanes para atraer y monitorear esas partículas.

Esta verdadera “patrulla” lanzada al interior del cuerpo humano, podrá detectar signos de cáncer y otras enfermedades. Google informó que sus nanopartículas, de menos de una milésima del ancho de un glóbulo rojo, buscarían adherirse a las células, las proteínas u otras moléculas en el interior del organismo.

Si bien el plan está en su fase de desarrollo y la innovación demoraría unos 5 años, la compañía declaró que objetivo es proporcionar un sistema de alerta temprana para el cáncer y otras enfermedades, con la mirada puesta en un enfoque más proactivo que reactivo.

Al lanzar el comunicado, Google señaló que las tasas de supervivencia del cáncer dependen en gran medida del diagnóstico precoz y lamentó que en muchos casos, como en los tumores de páncreas, esos diagnósticos avanzados no estén disponibles.

Bisturí inteligente que detecta el cáncer

La compañía, que ha creado los anteojos inteligentes Google Glass y los globos aereoestáticos para llevar internet a comunidades remotas, también está trabajando en el desarrollo de lentes de contacto para medir el nivel de azúcar en sangre, confía en el potencial de la tecnología para cambiar la vida de las personas. Sus ejecutivos expresaron que cuando esté listo el producto final, negociarían las licencias con empresas del sector de la salud.

¿Tomar una cápsula reemplazará a las pruebas médicas? En el futuro, es probable que muchos exámenes, tal como se conocen ahora, cambien radicalmente. Google destacó que las tecnologías desarrolladas durante los últimos años, como sensores diminutos y poderosos microscopios, han alentado la esperanza de nuevos sistemas de diagnóstico.

Los desafíos del proyecto

En la industria médica, los expertos creen que Google se enfrenta a enormes desafíos, tanto técnicos como sociales. Los investigadores tienen que identificar los recubrimientos que ayudarán a que las partículas se unan a células específicas, ver cuántas nanopartículas son necesarias y diseñar una batería que brinde movilidad a la cápsula.

Aunque los directivos de la compañía se muestren optimistas, “el sistema se enfrentaría a una barrera reguladora mucho mayor que las herramientas de diagnóstico convencionales", dijo Chad A. Mirkin, director del Instituto Internacional de Nanotecnología en la Universidad Northwestern y fundador de tres empresas médicas de nanotecnología.

Más allá de los obstáculos técnicos y reglamentarios, a muchos les genera la preocupación social que tiene que ver con la privacidad de los datos. La idea de acceder a este seguimiento de un cuerpo humano para explorarlo y trabajar en la construcción de la imagen detallada de una persona sana mediante el cribado genético de miles de muestras, en muchos provocará rechazo, ya que hoy en día se cree a nivel social que Google tiene acceso a demasiada información.

Nanopartículas contra el cáncer de mama

Científicos mexicanos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional, han desarrollado en 2014 una novedosa terapia que permite introducir al organismo genes “suicidas”, diseñados para provocar la autoeliminación de las células cancerosas.

La terapia aplicada en cultivo a un modelo animal, logró inhibir la viabilidad de las células cancerosas y reducir el tumor.

Este tratamiento desarrollado por científicos utiliza nanopartículas sintéticas (de 250 nanómetros de diámetro, un poco más grandes que un virus) que permiten traspasar las membranas de las células cancerosas -que funcionan como barreras-, llegar hasta su núcleo y así destruirlas sin dañar a los órganos periféricos.

Los genes “suicidas” están diseñados para combatir el cáncer de mama del subtipo triple negativo, que representa alrededor de 40% del total de casos, dijeron los investigadores. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?