SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Dos drogas previenen que vuelva el cáncer de seno

Por HealthDay/HolaDoctor -
Dos drogas previenen que vuelva el cáncer de seno
CRÉDITO: ISTOCK

Dos fármacos que ya están en el mercado parecen reducir la recurrencia del cáncer de seno en mujeres que ya se han sometido al tratamiento, muestran dos nuevos ensayos clínicos.

El fármaco de quimioterapia capecitabina (Xeloda) parece reducir el riesgo de recurrencia de cáncer de mama en casi un tercio si las mujeres reciben el fármaco tras una cirugía para extirpar el cáncer, informaron el miércoles los investigadores en el Simposio del Cáncer de Seno de San Antonio 2015.

Además, un fármaco para la osteoporosis llamado denosumab parece reducir el riesgo de recurrencia en un 18 por ciento en las mujeres con cáncer de mama HR positivo, informa un segundo estudio.

El denosumab (Xgeva) generalmente se administra a las mujeres que se someten a tratamiento contra el cáncer de mama porque la terapia hormonal para su enfermedad puede hacer que sus huesos se vuelvan frágiles, explicó el investigador líder, el Dr. Michael Gnant, profesor de cirugía de la Universidad Médica de Viena, en Austria.

Este nuevo estudio sugiere que el denosumab podría también mantener el cáncer de mama a raya, dijo Gnant.

Para el estudio sobre la capecitabina, unos investigadores japoneses inscribieron a 910 pacientes de cáncer de mama HER2 negativo que no respondió del todo a la quimioterapia antes de la cirugía.

Algunos han sospechado que esas pacientes tienen un cáncer de mama que de alguna forma es resistente a la quimioterapia, y que la quimioterapia tras la cirugía podría no ofrecerles ningún beneficio, apuntó el autor del estudio, el Dr. Masakazu Toi, profesor del Hospital de la Universidad de Kioto, en Japón, y director principal del Grupo de Investigación sobre el Cáncer de Mama de Japón.

Esas pacientes se sometieron al tratamiento estándar para el cáncer de mama, y después del tratamiento se les asignó al azar a tomar capecitabina o un placebo. La capecitabina es un medicamento oral de quimioterapia que ahora está disponible en forma genérica, con un costo de unos 3 dólares por pastilla de 300 miligramos, apuntó Toi.

Las 455 pacientes asignadas a la capecitabina recibieron ocho ciclos de quimioterapia, cada uno con 21 días de duración. Tomaban el fármaco dos veces al día los primeros 14 días, seguidos por siete días sin tratamiento.

Dos años más tarde, los investigadores encontraron que las pacientes asignadas a la capecitabina tenían un riesgo de recurrencia de la enfermedad un 31 por ciento más bajo, en comparación con las que fueron asignadas al placebo. La supervivencia libre de enfermedad fue de poco más del 87 por ciento entre las asignadas a la capecitabina, y del 80.5 por ciento entre las asignadas al placebo.

La Dra. Stephanie Bernik, jefa de cirugía oncológica del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, comentó que "es emocionante ver cierto éxito con la capecitabina, porque ofrece esperanzas a las mujeres cuyos tumores persisten" a pesar de la quimioterapia antes de la cirugía.

Pero el fármaco no pareció tener un impacto significativo sobre la supervivencia general, que a los dos años fue de poco más del 96 por ciento en comparación con casi un 94 por ciento.

El estudio fue financiado por la Corporación No Específica Sin Fines de Lucro-Organización de Investigación Clínica Avanzada y otros donantes del Grupo de Investigación sobre el Cáncer de Mama de Japón.

El estudio sobre el denosumab se enfocó en las mujeres con cáncer de mama HR positivo. Alrededor de siete de cada diez pacientes tienen cáncer de mama HR positivo, lo que significa que el crecimiento de las células cancerosas se ve estimulado por las hormonas sexuales femeninas.

Casi todas las mujeres postmenopáusicas con cáncer de mama HR positivo en etapa temprana son tratadas con fármacos que detienen la producción del estrógeno, señaló Gnant.

Debido a que un estrógeno bajo puede provocar osteoporosis, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. aprobó el denosumab como tratamiento posterior a la terapia para proteger la salud ósea de las mujeres, dijo Gnant. El denosumab es un anticuerpo monoclonal que bloquea la acción de los osteoclastos, que son células que descomponen el hueso.

Estudios anteriores han mostrado que el denosumab reduce las fracturas óseas a la mitad en las mujeres después del tratamiento para el cáncer de mama, pero los investigadores sospechaban que el fármaco podría también mejorar sus probabilidades de permanecer libres del cáncer.

Los investigadores inscribieron a 3,425 pacientes postmenopáusicas con cáncer de mama HR positivo en etapa temprana, y asignaron aleatoriamente a 1,711 a 60 miligramos de denosumab inyectado una vez cada seis meses. Las demás recibieron un placebo.

Tras un seguimiento promedio de cuatro años, las pacientes asignadas al denosumab tenían un riesgo un 18 por ciento más bajo de que la enfermedad recurriera, en comparación con las asignadas al placebo, encontraron los investigadores. Amgen Inc., fabricante del denosumab, financió el estudio.

El denosumab no es barato: cuesta unos 1,650 dólares por inyección, según el The New York Times, aunque el precio podría variar dependiendo de dónde se obtenga el fármaco.

Pero no pareció haber efectos significativos en el grupo de tratamiento frente al grupo del placebo, dijo Gnant.

Gnant señaló que el denosumab probablemente reduzca el riesgo de recurrencia del cáncer de mama al evitar que las células tumorales latentes se activen. "No es un efecto directo contra el cáncer, pero dificulta que provoquen una recaída", apuntó.

La Dra. Eleonora Teplinsky, oncóloga médica del Instituto Oncológico North Shore-LIJ en Lake Success, Nueva York, dijo que los resultados de ambos ensayos "son interesantes, pero en última instancia se necesitan, y se esperan con entusiasmo, unos datos maduros de un seguimiento más largo".

"Además, es importante reconocer que no hay un método 'universal' para el cáncer de mama, y unos análisis de los subgrupos serán útiles para determinar qué pacientes podrían ser las más beneficiadas de estas intervenciones", comentó Teplinsky.

Las investigaciones presentadas en las reuniones médicas se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre la terapia hormonal para el cáncer de mama, visite el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?