SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Pierde la mitad de su cara por raro cáncer

Por -
Pierde la mitad de su cara por raro cáncer

Cuando Jannine McHaffie comenzó con fuertes sangrados de nariz, jamás pensó que se trataría de un extraño y agresivo cáncer. En un inicio, su médico le dijo que era alergia primaveral (también conocida como “fiebre del heno” o rinitis alérgica), sin embargo, al paso de los meses le comenzó a crecer un bulto en la nariz que alcanzó casi el tamaño de una fresa, por lo que fue sometida a una cirugía y perdió la mitad de su cara.

En septiembre de 2014 Jannine (arriba en una foto tomada de su perfil de Facebook), de 25 años y madre de una pequeña niña de 3, fue a su médico de cabecera en la localidad de Chelmsford, en Essex, Reino Unido preocupada por sus continuos sangrados nasales y un pequeño bulto en su nariz.

El diagnóstico inicial que recibió fue que tenía rinitis alérgica, una enfermedad que entre sus síntomas están el sangrar por la nariz, sin mediar golpes o sin motivo aparente y que tenía un pequeño y benigno pólipo. Sin embargo, para enero de 2015, lo que era un pequeño pólipo ya casi era tan grande como una fresa y comenzó a obstruir su respiración, por lo que busco una segunda opinión y consultó a varios especialistas.

En el Hospital Comunitario Braintree en Essex, le hicieron una tomografía computarizada y una resonancia magnética. Mientras que en el Hospital Queen Elizabeth Hospital, en Kings Lynn, Norfolk le practicaron una biopsia (procedimiento a través del cual se extrae una pequeña muestra de tejido para ser examinada al microscopio), misma que revelaría el inesperado diagnóstico.

Jannine sufría lo que medicamente se conoce como carcinoma adenoide quístico en fosa nasal, un raro tipo de tumor maligno que aparece generalmente en las glándulas salivares. Los médicos le dijeron que el único modo de salvar su vida sería extirpándole la mitad de la cara y luego de ello realizar una cirugía reconstructiva.

"Cuando por fin me diagnosticaron cáncer tenía terror porque nunca había escuchado de eso", expresó la mujer al diario Daily Mail que publicó su historia. "Respiré hondo y sonreí. Sabía que tenía que hacerlo. Lo único que hacía era pensar en mi hija, Leylah, que tiene tres años. Quería que hicieran todo lo necesario para salvarme porque no me quiero perder ni un segundo de su infancia", confesó.

Tras 13 horas de cirugía, el 26 de mayo de 2015, los médicos le extirparon, además del tumor, su paladar, el maxilar superior derecho, todos los dientes de arriba y parte de sus pómulos. Su rostro fue reconstruido con parte de su peroné (un hueso de la parte inferior de la pierna). Además, tendrá que someterse a radioterapias mensuales.

"No sé lo que depara mi futuro, pero tengo la intención de luchar contra esto cada paso del camino", afirmó Jannine.

En la página “Support Jannine's Fight with Cancer” creada en la plataforma GoFundMe por su hermana para recaudar fondos en línea, Jannine comparte su progreso y agradece a quienes la han ayudado con un donativo.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?