SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cáncer cervical acecha a hispanas

Por -
Cáncer cervical acecha a hispanas
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

¿Sabías que las mujeres hispanas presentan un mayor riesgo de cáncer cervical y mueren más por esta causa que el resto de mujeres en los Estados Unidos? La razón, las hispanas tienen menos probabilidades de realizarse pruebas periódicas con las que se pueda detectar el cáncer cervical o del cuello uterino en forma temprana, cuando puede curarse.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) estiman que hay 16.9 casos de cáncer cervical por cada 100,000 mujeres hispanas, en comparación con 8.9 por cada 100,000 mujeres no hispanas. Si bien, la actividad sexual temprana y el tabaquismo aumentan las probabilidades de desarrollar la enfermedad, el cáncer cervical se puede prevenir mediante un chequeo médico regular.

Una razón crucial por la cual es tan importante el hacerse chequeos es porque en etapa temprana usualmente no presentan síntomas hasta que torna en un cáncer invasivo y crece hacia el tejido adyacente, refirió la Dra. Cheryl C. Saenz, profesora de oncología ginecológica en el Departamento de Medicina Reproductiva de la Universidad de California en San Diego, EE.UU.

En entrevista para HolaDoctor señaló que una vez que se vuelve invasivo, puedes tener síntomas como sangrado vaginal irregular, dolor pélvico y en la espalda. “En mi experiencia profesional hay un alto porcentaje de hispanas que no se hacen los chequeos y cuando llegan conmigo la enfermedad se encuentra en un estado avanzado, las hispanas necesitan hacerse examinar regularmente para un diagnóstico oportuno”, añadió.

La Dra. Saenz señaló que las barreras culturales, como el desconocimiento del inglés, los escasos ingresos económicos, el bajo nivel de educación, pero sobretodo, la poca importancia que dan las mujeres a los chequeos ginecológicos, salvo cuando van a tener un bebé, podrían ser factores que contribuyen a que la detección temprana de cáncer entre las hispanas sea menor.

Indicó que existen dos pruebas que pueden ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino: la citología vaginal o Papanicolau, misma que debe hacerse con regularidad desde los 21 años y la prueba del virus del papiloma humano (VPH).

El cáncer cervical o cáncer de cuello uterino ocurre cuando células anormales crecen de manera descontrolada en el cérvix (cuello del útero), la cual es la parte más baja y estrecha del útero (la matriz) que conecta el útero con la vagina. La causa más común de cáncer cervical es el VPH. El Virus del Papiloma Humano es la infección de transmisión sexual más común (ETS) en los Estados Unidos. Hay más de 100 tipos diferentes de VPH, algunos causan verrugas genitales, y dos tipos principales, el 16 y el 18, causan cercano a un 70% de todos los cánceres cervicales.

La Sociedad Americana contra el Cáncer estima que este año se diagnosticarán 12,360 casos nuevos de cáncer cervical y 4,020 morirán de la enfermedad en EEE.UU. De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. a nivel mundial, el cáncer cervical es el tercer tipo de cáncer más común en las mujeres y casi todos los cánceres cervicales son causados por el virus del papiloma humano (VPH), un virus común que se disemina a través de las relaciones sexuales. El cuerpo de la mayoría de las mujeres es capaz de combatir la infección de VPH. Pero algunas veces, el virus conduce a un cáncer.

La detección temprana salva vidas. Cuando el cáncer de cuello uterino se detecta en sus etapas iniciales, sus posibilidades de tratamiento son muy altas y está asociado a una larga supervivencia y buena calidad de vida.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?