SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Beber vino a diario ¿aumenta riesgo de cáncer?

Por HealthDay / HolaDoctor -
Beber vino a diario ¿aumenta riesgo de cáncer?

Para quienes disfruten tranquilamente de una copa de vino al día pensando que es lo mejor para la salud ¡cuidado! Un estudio halló que beber una o dos copas de alcohol al día podría aumentar el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer.

Un nuevo estudio halló que beber una o dos copas de alcohol al día, en lugar de ser un beneficio integral para la salud, puede llegar a ser una complicación ya que aumentaría el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer. La investigación que involucró a 136,000 adultos halló que beber de manera entre ligera y moderada se asocia con un riesgo más alto de cáncer de seno en las mujeres, y de varios tipos de cáncer en los hombres fumadores. 

Cuando se habla de “beber en forma ligera”, los investigadores se refieren a consumir hasta una bebida al día para las mujeres. Yin Cao, investigadora del departamento de nutrición de la Universidad de Harvard, en Boston, explicó que este nuevo trabajo "refuerza las directrices dietéticas en la medida en que es importante no tomar más de una bebida al día para las mujeres y dos para los hombres”. 

De todos modos, el estudio no demostró que beber aumente el riesgo de cáncer, sino que solo puso en evidencia una asociación. Para determinar si se debe beber y en qué cantidad, deberían tenerse en cuenta si antecedentes de tabaquismo, los antecedentes familiares de cáncer relacionado con el alcohol y el riesgo de enfermedad cardíaca, según indicó Cao. Además del cáncer de mama, los cánceres relacionados con el alcohol incluyen el de colon, de hígado, oral, de garganta y de esófago.

"Los hombres que alguna vez hayan sido fumadores deberían limitar la ingesta de alcohol por debajo del límite recomendado", aconsejó Cao, quien agregó: "Tanto fumar como beber mucho alcohol deberían evitarse para prevenir el cáncer".

Las mujeres deberían sopesar el leve aumento del riesgo de sufrir algún tipo de cáncer relacionado con el alcohol, principalmente el de mama, contra los posibles beneficios del alcohol en la prevención de las enfermedades cardíacas, sugirió Cao.  

Este consejo se origina debido a lo que sostiene la Asociación Americana del Corazón (AHA), que informa que las enfermedades cardíacas son menos habituales en las personas que beben de forma ligera o moderada que en las abstemias. Sin embargo, el consumo de alcohol está vinculado con otros peligros para la salud, como la hipertensión.

Para realizar el informe, publicado el 18 de agosto en la revista BMJ, el equipo de Cao usó los datos de dos estudios de profesionales sanitarios de EE.UU.: el Estudio de la salud de las enfermeras y el Estudio de seguimiento de los profesionales sanitarios.

Durante hasta 30 años de seguimiento, más de 19,000 mujeres y casi 7,600 hombres contrajeron cáncer. Los investigadores no hallaron un nexo entre beber ligera y moderadamente y un aumento estadísticamente significativo del riesgo de cáncer en general. En los hombres que nunca habían fumado, el riesgo de sufrir un cáncer relacionado con el alcohol no aumentó de forma significativa, pero sí subió en ex fumadores. 

Por el contrario, incluso las mujeres que nunca habían fumado presentaban un riesgo más alto de cáncer relacionado con el alcohol (principalmente el cáncer de mama) con consumir una sola bebida al día. Los investigadores indican que cuando se refieren a “una bebida”, en EE.UU. implica beber 14 gramos de alcohol o el equivalente a aproximadamente una copa de vino de 4 onzas (118 ml) o una botella de cerveza de 12 onzas (354 ml).

Para aislar el efecto del alcohol, Cao y sus colaboradores tuvieron en cuenta otros factores, como la edad, la etnia, el peso, los antecedentes familiares de cáncer, la actividad física y la dieta.

A raíz de los resultados, Jurgen Rehm, director del departamento de investigación social y epidemiológica del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto, no se mostró sorprendido. Y declaró: "El alcohol puede provocar cáncer, incluso si se bebe de forma ligera o moderada. El presente estudio refuerza esta afirmación”.

Beber alcohol provoca casi el 4 % de todos los cánceres a nivel mundial y una proporción parecida de muertes por cáncer en EE.UU., escribieron los investigadores en las notas de respaldo. Por eso en un editorial de la revista, Rehm aconseja que para reducir el riesgo de cáncer, hay que beber menos: "Beber menos es mejor" y "Limite su consumo de alcohol", fueron sus palabras.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?