SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Mesotelioma pleural

Por HolaDoctor -
Mesotelioma pleural

El cáncer de mesotelioma pleural es un tipo de cáncer de mesotelioma bastante agresivo que se desarrolla en la pleura o en las membranas que recubren los pulmones. Este tipo de cáncer es el que a más personas afecta anualmente, de los 3.000 casos en los Estados Unidos, alrededor de 2.250 son de tipo pleural. 

El cáncer de mesotelioma pleural es un tipo de cáncer bastante agresivo que se desarrolla en la pleura o en las membranas que recubren los pulmones. Este tipo de cáncer es el que a más personas afecta anualmente, de los 3.000 casos en los Estados Unidos, alrededor de 2.250 son de tipo pleural.

La mayoría de los casos de mesotelioma pleural son causados por algún tipo de exposición al asbesto. Cuando una persona inhala las fibras largas de asbesto, estas pueden quedarse atrapadas en la membrana que protege los pulmones. Una vez que están atrapadas, es sumamente difícil para el cuerpo deshacerse de ellas.

Con el pasar de los años, los tejidos inflamados pasan por el proceso de irritación y cicatrización. Daños genéticos y mutaciones celulares también pueden presentarse, y las células mesoteliales  saludables pasan a ser células cancerígenas. La gran mayoria de los pacientes no sabe que están siendo afectados por esta enfermedad sino hasta que es demasiado tarde para ellos, debido a que los síntomas pueden tardar entre 20 y 50 años en presentarse.

Síntomas de mesotelioma pleural

Una vez que los tumores están completamente formados, estos causan serias complicaciones. Los síntomas son normalmente causados por la constante presión de los tumores hacia los pulmones. Mientras que cada paciente tiene una historia completamente distinta, los síntomas más comunes relacionados al mesotelioma pleural incluyen:

  • Tos con dificultades para respirar (ocasionalmente producen sangrado)       
  • Respiración bastante cor
  •  Dificultades para tragar
  • Dolor de pecho, hombros o en la parte baja de la espalda
  • Fiebre
  • Hinchazón de la cara o los brazos

Los tumores con mesotelioma pleural crecen sumamente rápido y mientras los tumores van creciendo y haciéndose más pesados, los síntomas son más severos. Los pacientes eventualmente sufren de fatiga, pérdida de peso (en las etapas finales) y bultos en el pecho.

Diagnóstico del mesotelioma pleural

Los síntomas del mesotelioma no se perciben sino hasta la etapa III o IV, por eso es muy difícil para los doctores diagnosticar a un paciente con mesotelioma pleural antes de que sea muy tarde. Sin embargo, los pacientes que tienen una historia médica con exposición al asbesto (y que se examinan regularmente para enfermedades relacionadas a la exposición al asbesto) tienen mayores oportunidades de ser diagnosticados en las etapas iniciales.

Hay bastantes exámenes y procesos involucrados en el proceso de detección de la enfermedad, estos incluyen:

  • Historia médica del paciente
  • Exámenes físicos
  • CT Scans, PET Scans y otras técnicas para ubicar e identificar anormalidades
  • Biopsias (para descartar la presencia de células malignas)

Los exámenes de sangre también tienen la habilidad de detectar un cáncer de mesotelioma en la pleura. Sin embargo, estos exámenes (que escanean la sangre para encontrar proteínas específicas) aún no están tan avanzados como para ser 100% confiables.

El diagnóstico completo puede tomar entre unas pocas semanas hasta unos cuantos meses. Muy pocos pacientes son diagnosticados en su primera visita al médico y la mayoría de los pacientes visitan a varios médicos antes de recibir noticias.

¿Qué pasa luego de ser diagnosticado?

Después de que un paciente es  diagnosticado con mesotelioma pleural, este debe tomar una decisión inmediata con respecto a su tratamiento. Debido a que el cáncer se esparce de una manera muy rápida, es recomendable que los pacientes hagan una cita con un experto en su área lo más rápido posible.

Los tratamientos primarios incluyen una cirugía, quimioterapia o terapia de radiación, estas pueden ser curativas o paliativas.

Si el cáncer aún no se ha esparcido por todo el cuerpo, existen tratamientos agresivos que pueden ayudar a extender la vida del paciente. Estas opciones incluyen:

  • Pneumonectomía extra pleural o pleurectomía para remover los tumores visibles del cuerpo.
  • Quimioterapia con fármacos como el cisplatino, doxorrubicina y gemcitabina para eliminar todas las células que quedaron después de la cirugía.   
  • Terapia de radiación para asegurarse de que todas las células hayan sido tratado propiamente.

Normalmente los pacientes siempre reportan mejores resultados cuando los tres tratamientos son usados en conjunto, este enfoque es conocido como terapia multimodal. Sin embargo,  este método afecta mucho al cuerpo y los oncólogos solamente lo recomiendan cuando el cáncer está en sus etapas iniciales y el paciente se encuentra bastante saludable.

En caso de que el paciente necesite una opción más gentil para el cuerpo, es recomendable que este se someta a tratamientos paliativos. Mientras que estos tratamientos solo pueden llegar a reducir el tumor un poco, la finalidad de aplicar estos tratamientos es aliviar los síntomas. Los tratamientos paliativos para pacientes con mesotelioma pleural incluyen:

  • Pleurodesis para drenar liquido de la cavidad pleural.       
  • Quimioterapia paliativa para reducir el tamaño de los tumores y como consecuencia la presión hacia los órganos afectados.
  • Terapia de oxigenación para facilitar la respiración.
  • Terapia respiratoria para que los pulmones recuperen su fuerza.

Las terapias alternas para el cáncer de mesotelioma pleural pueden aliviar los síntomas también. La acupuntura, masajes terapéuticos, yoga y aromaterapia son los métodos más populares para reducir el dolor, estimular la digestión, reducir las náuseas y mejorar la salud en general. Terapias alternativas como programas de nutrición y suplementos pueden ayudan las habilidades del cuerpo y así auto-ayudar a combatir la enfermedad.

Con terapias un poco más modernas, los pacientes afectados con mesotelioma pleural son capaces de vivir hasta un año después de su diagnóstico inicial. Aproximadamente cuatro de cada diez pacientes llegan a lograr esta meta mientras que uno de cada cinco sobrevivientes se mantienen vivos dos años o más. Sólo un porcentaje muy pequeño de los pacientes logran sorprender a los doctores y vivir mucho más de dos años. Siempre hay experimentos  clínicos que tienen la capacidad de extender la vida de los pacientes mucho más.

Este artículo sobre el mesotelioma pleural ha sido proporcionado por el Centro de mesotelioma.

El Centro de Mesotelioma es el líder en recursos para pacientes diagnosticados por cáncer de mesotelioma por la exposición al asbesto. 

Si has sido afectado por mesotelioma o expuesto al asbestos, el Centro de Mesotelioma te proporciona todo tipo de ayuda. Puedes hacer click aquí.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?