SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Niños autistas tendrían más neuronas

Por Jenifer Goodwin, Reportero de Healthday -
Niños autistas tendrían más neuronas

Un pequeño estudio halla un número excesivo de células cerebrales en una región responsable de la comunicación

MARTES, 8 de noviembre (HealthDay News) -- Los cerebros de los niños autistas tienen muchas más neuronas en la corteza prefrontal que los cerebros de niños no autistas, halla un estudio reciente que podría avanzar la investigación sobre el trastorno.

"Por primera vez, tenemos el potencial de comprender por qué comienza el autismo", aseguró el autor del estudio Eric Courchesne, profesor de neurociencias de la Facultad de medicina de la Universidad de California en San Diego y director del Centro de Excelencia en el Autismo.

"Crear neuronas y el número correcto de ellas es absolutamente esencial para construir el cerebro", dijo Courchesne. "Si hay un número excesivo de neuronas, esto debe tener una consecuencia negativa en la forma en que el cerebro se programa u organiza".

En este pequeño estudio preliminar los investigadores examinaron tejido cerebral postmórtem de siete chicos con autismo y seis chicos sin autismo, que tenían entre 2 y 16 años al morir.

Los niños autistas tenían en promedio 67 por ciento más neuronas, un tipo de célula cerebral que es la unidad esencial del sistema nervioso, que los chicos sin autismo de una edad similar.

Específicamente, hallaron que los niños autistas tenían 79 por ciento más neuronas en la corteza prefrontal dorsolateral, y 29 por ciento más neuronas en la corteza prefrontal medial, que los demás niños.

La corteza prefrontal es clave para los pensamientos y comportamientos complejos, que incluyen el lenguaje, la conducta social y la toma de decisiones. La corteza prefrontal dorsolateral se relaciona muy íntimamente con la "función ejecutiva", lo que incluye la planificación, el razonamiento y "la cognición de nivel muy alto", señaló Lizabeth Romanski, profesora asistente de neurobiología y anatomía del Centro Médico de la Universidad de Rochester, quien no participó en la investigación. Se cree que la corteza prefrontal medial es importante para la socialización y otras conductas y emociones.

Mientras los niños en desarrollo normal tenían unas 1.16 mil millones de neuronas en la corteza prefrontal, los niños autistas tenían unos 1.94 mil millones.

El estudio aparece en la edición del 9 de noviembre de la revista Journal of the American Medical Association.

El autismo es un trastorno del desarrollo neural que se caracteriza por problemas con la interacción social, la comunicación y conductas e intereses restringidos. Se calcula que uno de cada 110 niños de EE. UU. (muchos más chicos que chicas) sufre del trastorno, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Las neuronas solo se generan durante el desarrollo fetal, específicamente entre las 10 y 20 semanas, dijo Courchesne. Aunque las neuronas siguen creciendo en la niñez, y las conexiones cerebrales se desarrollan y se eliminan, el número de neuronas sigue siendo constante desde el nacimiento.

Esto significa que lo que sea que sucede en el autismo se inicia en el útero, lo que debería ayudar a enfocar a los investigadores que buscan las causas o desencadenantes, incluso genes específicos o exposiciones prenatales.

"Ahora, debemos hallar qué genes o qué afecciones uterinas no genéticas llevan a un exceso de neuronas", planteó.

Investigaciones anteriores también han documentado un "crecimiento cerebral excesivo" en los niños autistas, pero esos estudios se hicieron midiendo la circunferencia cerebral o mediante IRM, apuntaron los expertos. En este estudio, los investigadores lograron ser más específicos al contar las células de la región prefrontal.

"Esto encaja muy bien con investigaciones previas e intenta explicar a qué podría deberse el incremento en el tamaño del cerebro, y lo que hallan es que se debe a un mayor número de neuronas", apuntó Romanski.

Tras un periodo de proliferación en el segundo trimestre, las neuronas también se "podan", o sea que pasan por una muerte celular planificada. "Este proceso, la muerte celular, es una parte muy importante del desarrollo cerebral", aseguró Romanski.

Una pregunta que debe ser explorada es si los cerebros autistas generan más neuronas o tienen un proceso de "poda" que funciona mal, planteó.

Nicholas Lange, profesor asociado de psiquiatría y bioestadística de la Facultad de medicina de la Universidad de Harvard, en Boston, advirtió que el estudio fue pequeño. También comentó que hay que más cosas que averiguar, entre ellas si las neuronas excesivas en la corteza prefrontal ocurren solo en el autismo o en otras afecciones del desarrollo, o incluso también en niños que se desarrollan con normalidad.

Algunos de los niños con autismo tenían muchas neuronas adicionales, pero no todos tenían cerebros fuera del rango normal para su peso, como cabría esperar. "La relación entre un mayor conteo neuronal, el crecimiento excesivo del cerebro y un mayor peso cerebral en el autismo es compleja", escribió Lange en un editorial acompañante.

Conducir estudios postmórtem de tejido cerebral es un proceso largo porque hay muy pocos cerebros disponibles, lamentó Courchesne. Ocho de los trece niños cuyos cerebros fueron estudiados se ahogaron.

"Es muy poco común que en ese momento las personas tomen la decisión de donar el tejido cerebral de sus hijos para la investigación, y ante la ausencia de tejido cerebral para la investigación, ésta progresa muy lentamente", señaló.

Más información

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de EE. UU. ofrece más información sobre el autismo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?