SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Leer los labios es una señal precoz de autismo?

¿Leer los labios es una señal precoz de autismo?

Los investigadores señalan que los bebés que se desarrollan con normalidad se enfocan en los ojos del interlocutor a partir del año de edad

LUNES, 16 de enero (HealthDay News) -- Leer los labios es una de las formas en que los bebés aprenden a hablar, informa un estudio reciente.

El hallazgo desafía la creencia convencional de que los bebés aprenden a hablar solo escuchando a las personas que les rodean, según investigadores de la Universidad del Atlántico de Florida. También dijeron que su descubrimiento podría sugerir nuevas formas de diagnosticar los trastornos del espectro autista.

Se mostró a bebés de 4, 6, 8, 10 y 12 meses videos de mujeres que hablaban, y los investigadores grabaron cuánto tiempo pasaban los bebés observando los ojos y las bocas de las mujeres.

Los hallazgos aparecen en la edición de esta semana de Proceedings of the National Academy of Sciences.

"Nuestra investigación halló que los bebés cambian el enfoque de la atención a la boca de la persona que les habla cuando entren en la etapa del balbuceo, y siguen enfocándose en la boca durante varios meses después hasta que dominan las formas básicas del habla de su idioma natal", aseguró en un comunicado de prensa de la universidad David Lewkowicz, profesor de psicología y un experto internacionalmente conocido sobre el desarrollo perceptual infantil.

"En otras palabras, los bebés se vuelven lectores de labios cuando comienzan a producir sus primeros sonidos parecidos al habla", añadió.

Sin embargo, una vez un bebé típico comienza a desarrollar habilidades de lenguaje, cambia su enfoque principal a los ojos del interlocutor, lo que demuestra la necesidad de reunir pistas socialmente relevantes a medida que siguen adquiriendo capacidades de comunicación más sofisticadas.

Además de proveer nuevos conocimientos sobre el desarrollo del habla en los bebés, los investigadores dijeron que sus hallazgos sugieren una nueva forma potencial de diagnosticar el autismo a una edad más temprana de lo actualmente posible, que es de unos 18 meses.

Los investigadores anotaron que a los dos años, los niños autistas enfocan su atención en la boca del interlocutor, mientras que los niños que se desarrollan normalmente se enfocan en los ojos.

"Cuando estos hechos se combinan con nuestros hallazgos, es probable que, al contrario que los niños que se desarrollan con normalidad, los bebés que aún no están diagnosticados pero que están en riesgo de autismo sigan enfocándose en la boca del interlocutor del idioma natal a los 12 meses de edad y después", comentó Lewkowicz.

"Si es así, esto proveería la confirmación conductual más temprana de una discapacidad inminente en el desarrollo, y daría a los médicos un inicio temprano en los procedimientos de intervención que buscan reducir o prevenir los efectos más devastadores del autismo y otros trastornos de la comunicación", sugirió.

Más información

El Instituto Nacional sobre la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación de EE. UU. tiene más información sobre el desarrollo del habla y el lenguaje.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?