Editar mi perfil

Más casos de asma entre niños obesos

Por -

Un estudio halló un vínculo entre un alto índice de masa corporal (IMC) en los niños y los casos de asma. Los resultados se obtuvieron con un novedoso método que evalúa material genético.

El asma es una condición crónica provocada por una inflamación en las vías aéreas, encargadas de hacer entrar y salir el aire a los pulmones. En las últimas décadas ha aumentado considerablemente, tanto que hay más de 250 millones de personas que lo padecen en todo el mundo. Esta complicación respiratoria se puede desarrollar a cualquier edad pero en general se diagnostica durante la niñez, ya que es más frecuente en esta etapa. 

Las personas con asma sufren una obstrucción o disminución del caudal de las vías respiratorias, que puede ser provocada por una reacción alérgica al humo del cigarrillo, al frío intenso, o a otro tipo de alergenos como por ejemplo el pelaje o las plumas de un animal. Si bien no tiene cura, hay drogas que ayudan a aliviar los síntomas y prevenir ataques agudos.

Un nuevo estudio realizado en la Universidad inglesa de Bristol fue dirigido por la doctora Raquel Granell y colegas y se publicó recientemente en el journal de medicina PLoS. Los expertos utilizaron información genética de un proyecto llamado Children of the '90 (Niños de los años 90), y pudieron determinar que un IMC elevado aumenta el riesgo de asma infantil. 

En la investigación liderada por la doctora Granell se utilizó una nueva técnica llamada "randomización Mendeliana". Con ella se pudieron observar cambios en los parámetros genéticos de 4,835 niños que participaron del proyecto, que comenzó en 1991 cuando éstos tenían 7 años y medio. El análisis genético detectó una fuerte conexión entre el asma, el índice de masa corporal y el porcentaje de grasa corporal. Y el hallazgo más relevante fue que el riesgo relativo de asma aumenta en un 55 % por cada unidad extra de IMC. 

Aún no se conocen las causas que provocan el asma, pero los expertos consideran que la obesidad puede tener una incidencia importante. Ambas son enfermedades cada vez más comunes, y estudios previos realizados en niños demostraron que hay un nexo entre ellas, aunque hasta ahora no se había podido descubrir una causa de relevancia. 

Estos hallazgos sugieren que un IMC por encima del promedio aumenta el riesgo de asma infantil, por eso es importante que se establezcan estrategias de salud pública para poder reducir las tasas de obesidad, y también combatir el avance del asma a nivel global. 

Según Asthma UK, una entidad inglesa especializada en esta condición, 1 de cada 11 niños y 1 de cada 12 adultos de ese país reciben tratamientos específicos, que representan un costo de más de mil millones de libras anuales para el sistema nacional de salud.

Más para leer: 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo