SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Artritis: terapia clave estaría en el propio sistema inmune

Por HolaDoctor -
Artritis: terapia clave estaría en el propio sistema inmune
CRÉDITO: THINKSTOCK

La artritis y otras condiciones inflamatorias podrían finalmente haber encontrado un enemigo poderoso... en el mismo sistema inmune del que las padece. Científicos han descubierto cómo compuestos que produce el sistema de defensas del organismo puede detener la inflamación e incluso prevenir el daño en tejidos sanos.

Estos hallazgos podrían conducir a una nueva generación de medicamentos para tratar la artritis reumatoidea, qué ocurre cuando el sistema inmune ataca las articulaciones, causando inflamación y dolor.

Según explican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la artritis es el nombre que engloba a más de 100 condiciones inflamatorias de las articulaciones y los tejidos conectivos. La más común es la artritis reumatoidea.

Uno de cada 5 adultos en Estados Unidos, es decir 52,8 millones de personas, padecen de artritis reumatoidea. Y se estima que serán 78 millones hacia el 2040.

Esta condición que está en alza, y si no es tratada puede generar graves complicaciones de salud, afecta de manera desproporcionada a los hispanos, que reportan tasas más altas de dolor y discapacidad a causa de la artritis.

Por eso, aseguran expertos, es imperativo desarrollar nuevos fármacos que ataquen el proceso de inflamación, e incluso lo prevengan.

Los componentes que analizaron científicos de la Universidad de Edimburgo se llaman alfa defensinas, y son parte de la primera línea de defensa del organismo contra las infecciones. Ayudan a detener la reproducción de bacterias y otros agentes infecciosos.

Estudios ya habían sugerido que estos mismos componentes también pueden actuar previniendo la inflamación excesiva, pero hasta ahora no se sabía de qué manera lo hacían.

En el nuevo estudio realizado con células humanas, se comprobó que estas células se asocian a otras llamadas macrófagos y citoquinas, y el efecto final es que inhiben el proceso inflamatorio. Y esto lo hacen sin comprometer la habilidad del organismo de luchar contra una infección.

Los investigadores dijeron que estos hallazgos podrían conducir a nuevos tratamientos para las condiciones inflamatorias crónicas como la artritis reumatoidea. Y que eventualmente podrían hasta prevenirla. El trabajo fue realizado con el apoyo del Medical Research Council and Arthritis UK, y fue publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

La artritis reumatoidea limita la productividad de millones de personas. Los CDC indican que más de 22 millones de personas deben condicionar sus actividades diarias por el dolor que les causa.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?