Editar mi perfil

Artritis. Causas, tipos y tratamientos

Por Holadoctor -

Millones de adultos y casi la mitad de las personas mayores de 65 años, padecen de artritis. Afecta la movilidad, causa dolor y rigidez en algunas partes del cuerpo, tales como los hombros, las rodillas y las manos. Encuentre aquí la información que necesita sobre la artritis

¿Qué es la artritis?

Artritis significa inflamación en las articulaciones. Estas últimas son los puntos donde se encuentra la unión de dos huesos, por ejemplo en el hombro o los codos.

Quienes la padecen presentan articulaciones con dolor y en algunos casos, entumecidas.

Existen numerosos tipos de artritis y enfermedades asociadas, cada una presenta diversos síntomas y se aborda con diferentes tratamientos médicos.

Síntomas comunes

La artritis afecta a las articulaciones de cualquier parte del cuerpo. La mayoría de los tipos o formas de artritis causan dolor, inflamación, calor y enrojecimiento en las articulaciones y dificultad para movilizarse.

Si estos síntomas se manifiestan durante dos semanas o más, se debe realizar una consulta médica.

Tipos de artritis

  • Osteoartritis

  • Artritis Reumatoidea

  • Gota

  • Fibromialgia

Otras enfermedades en huesos y articulaciones

¿Qué causa artritis?

Debido a que se conocen casi 100 tipos de artritis y enfermedades relacionadas, es difícil agrupar en una sola lista todas las causas que la producen. Sin embargo, se sabe que existen algunos factores que aumentarían el riesgo.

Factores que se pueden manejar

  • Sobrepeso

  • Músculos débiles

  • Movimientos reiterados

Las personas con exceso de peso poseen mayores probabilidades de padecer osteoartritis, especialmente en las rodillas.
A la vez, los hombres con exceso de peso son los que están más expuestos a desarrollar gota.

Cuando los músculos son débiles, no pueden sostener a las articulaciones de una forma adecuada.

Algunos movimientos que se realizan repetidamente durante un período de tiempo prolongado, pueden ser la causa de una lesión en la articulación.

Factores involuntarios

  • La predisposición genética, que se hereda de los padres.
  • Mal funcionamiento del sistema inmunológico.
  • Problemas en el cartílago o en la unión de las articulaciones.
  • Una lesión en la articulación.
  • Ciertas bacterias, un hongo o un virus que infecta las articulaciones.

Tratamientos indicados

Cada tipo de artritis se cura de una manera diferente, pero existen ciertos tratamientos que pueden ser comunes para todos ellos. Descansar bien, hacer ejercicio, tener una alimentación saludable y saber cómo proteger a las articulaciones, son pautas básicas para poder sobrellevar la artritis.

Además, existen ciertos medicamentos que pueden ayudar a controlar el dolor y la inflamación.
Consultar al doctor es la forma correcta de iniciar un tratamiento eficaz.
En algunos casos, ellos recomiendan una cirugía si el daño en las articulaciones produce incapacidad física o si el tratamiento utilizado no logra calmar el dolor.
Si quiere conocer otras alternativas, consulte nuestra sección de Medicina natural

Prevención

Se pueden hacer muchas cosas para prevenir y mitigar la artritis: además de tomar los medicamentos indicados y de darle el descanso necesario a las articulaciones, hacer ejercicio a diario, caminar o nadar, ayuda a mantener activas las articulaciones, reduce el dolor y fortalece los músculos que están alrededor de éstas.

Otras medidas saludables incluyen el uso de bastones o la adaptación del hogar y el entorno de trabajo.

Pruebas para detectar la artritis

Radiografías

Si bien se utilizan, aquí sólo se pueden visualizar las estructuras óseas. En cambio, los problemas que afectan a los tejidos blandos no se pueden distinguir.

Análisis de sangre

El hematocrito y la prueba de hemoglobina miden el número de eritrocitos
que pueden disminuir debido a la inflamación crónica. Existe otro gran listado de análisis de sangre que permiten realizar el diagnóstico de la enfermedad.

Resonancia magnética

Este procedimiento es indoloro y se realiza a través de imanes potentes y ondas radiales para graficar o construir imágenes de una zona del cuerpo.

Prueba del líquido de las articulaciones

Se inserta una aguja en una articulación para extraer líquido y analizarlo. Se accede a un diagnóstico más preciso y además, se detecta la diferencia entre la artritis inflamatoria y la no inflamatoria.

Artroscopía

La artroscopia es un procedimiento quirúrgico que permite al médico examinar el interior de una articulación del cuerpo a través de un instrumento delgado llamado artroscopio.

Análisis de orina

Se utilizan análisis de orina para detectar la presencia de hematíes, proteínas o cilindros.

Fuentes: Arthritis Foundation y National Institute On Aging

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo