SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Casos de alzheimer podrían duplicarse

Por HolaDoctor y agencias -
Casos de alzheimer podrían duplicarse

La guía de diagnóstico para detectar la enfermedad de Alzheimer se cambió por primera vez en 27 años. Según esta nueva guía, podría duplicarse la cantidad de personas con esta enfermedad. Los investigadores comprobaron que el Alzheimer ataca el cerebro mucho antes de lo que se pensaba y las primeras señales de alerta suelen pasar desapercibidas.

Las nuevas directrices, publicadas por la Alzheimer's Association y el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, podrían ayudar a detectar la enfermedad antes de que esté demasiado desarrollada para tratar, situación que sucedía con las antiguas guías que han estado en uso desde 1984.

El alzheimer es una enfermedad que provoca daños a las células del cerebro y resulta en una pérdida constante de la memoria, de la capacidad para hablar, pensar y llevar a cabo actividades cotidianas. Entre el 50 y el 80 por ciento de los casos de demencia son por alzheimer. Actualmente afecta a 5.4 millones de personas en el país. En la mayoría de los casos se desarrolla después de los 60 años, pero en casos especiales puede diagnosticarse en personas de 30 y 40 años. Una vez diagnosticado, no hay cura para el alzheimer.

Los cambios principales de las nuevas directrices:

  • Hacen una distinción clara entre la demencia del alzheimer y la demencia vascular (causada por un accidente cerebrovascular).
  • Incorporan el uso de las señales biológicas: El diagnóstico seguirá siendo hecho por el médico con ayuda de alguien que conozca al paciente, y quizá el paciente mismo, aunque se podrían incluir marcadores biológicos "para aumentar la certeza del diagnóstico", señaló McKhann, profesor de neurología y neurociencia de la facultad de medicina de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore. Los niveles de ciertas proteínas en la sangre o el fluido espinal se pueden usar para diagnosticar la enfermedad y evaluar su avance, aunque casi exclusivamente con fines de investigación.

  1. La demencia del alzheimer con síntomas claros: Caracterizada ahora no sólo por pérdida de la memoria, sino también por problemas de percepción visual y especial (de juicio).
  2. El deterioro cognitivo leve (DCL) con síntomas leves: se convertirá en un diagnóstico nuevo. Eso podría significar que varias de las personas que podría considerarse que se encuentran en el nuevo continuo del alzhéimer podrían duplicarse, según Marilyn Albert, otra autora y directora de la división de neurociencia cognitiva de la Johns Hopkins. Sin embargo, la forma cómo se determina el DCL no va a cambiar.
  3. La etapa "preclínica", en la que no hay síntomas pero podría haber cambios reconocibles en el cerebro.

Aún así, los autores de las directrices recalcaron que estas revisiones probablemente no cambien lo que sucede en los consultorios médicos al diagnosticar el alzheimer o sus precursores.

Pero por ahora, la forma en que se hacen los diagnósticos, "será sumamente similar a lo que se ha usado durante los últimos diez años", aseguró Albert, que agregó que aunque hay excepciones, "una gran cantidad" de pacientes con DCL llegarán a desarrollar alzhéimer.

"Las nuevas directrices, según resumió William Thies, director médico y científico de la Alzheimer's Association, "permitirán un cambio en la práctica clínica actual de la medicina en lo que se refiere a la enfermedad de Alzheimer. [Sin embargo] los nuevos criterios realmente están ampliando nuestra capacidad para investigar esta enfermedad y, con el tiempo, hallar tratamientos que serán muy necesarios para evitar la epidemia de alzheimer que vemos que se avecina.

El punto conceptual principal fue definir el alzheimer a partir de los cambios cerebrales", aseguró la Dra. Reisa A. Sperling, neuróloga del Hospital Brigham y de Mujeres de Boston. "Pensábamos que la mejor oportunidad que teníamos con la terapia de modificación de la enfermedad era detectar la evidencia de esta e intervenir mucho antes".

Al igual que con el cáncer y la diabetes, señaló McKhann, si está intentando con terapias "únicamente entre quienes tienen demencia avanzada, las probabilidades de que funcionen no son muy elevadas".

"Nos preocupa que podría haber medicamentos disponibles ahora mismo que podrían ser beneficiosos, pero que podríamos estarlos usando demasiado tarde en el curso de la enfermedad", agregó Albert.

Las nuevas directrices aparecen en cuatro artículos en Alzheimer's & Dementia: The Journal of the Alzheimer's Association.

Más información

La Alzheimer's Association tiene más información sobre el deterioro cognitivo leve.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?