SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Alzheimer podría diagnosticarse a través de los ojos

Por HolaDoctor -
Alzheimer podría diagnosticarse a través de los ojos
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Las primeras señales de que una persona tiene la enfermedad del Alzheimer estarían en los ojos y se podría diagnosticar anticipadamente con un sencillo examen de la retina, así lo sugiere una investigación realizada por científicos del Centro Médico de la Universidad de Georgetown (GUMC, en sus siglas en inglés), EE.UU. y de la Universidad de Hong Kong, en China.

Para llegar a la conclusión anterior los investigadores examinaron las retinas de los ojos de ratones manipulados genéticamente para desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Los resultados mostraron una pérdida significativa en el grosor de la capa nuclear interna y la capa de células ganglionares de la retina en comparación con ratones de control sanos.

De acuerdo con los hallazgos presentados en la reunión anual de la Sociedad para la Neurociencia en San Diego, California, “Neurociencia 2013”, la capa nuclear interna tuvo una pérdida de 37 por ciento de las neuronas y la capa de células ganglionares de la retina una pérdida de 49 por ciento.

En los seres humanos, la estructura y el grosor de la retina se pueden medir fácilmente utilizando una tomografía de coherencia óptica (OCT por sus siglas en inglés), una prueba en la que se dilatan las pupilas de los ojos con gotas y se toman fotos de la retina, hoy en día se utiliza para el diagnóstico de glaucoma y retinopatía diabética.

El Dr. R. Scott Turner, director del Programa de Trastornos de la Memoria en GUMC explicó que “la retina es una extensión del cerebro, por lo que tiene sentido analizar si también se encuentran en el ojo los mismos procesos patológicos que se producen en el cerebro de una persona con Alzheimer”.

El científico destacó que existe una asociación entre el glaucoma y la enfermedad de Alzheimer, toda vez que se cree que cuando las células cerebrales mueren en la enfermedad de Alzheimer, también mueren en el ojo, lo que genera un adelgazamiento de la retina.

Para Turner, los resultados podrían conducir a nuevas formas de diagnosticar o predecir la enfermedad de Alzheimer con algo tan simple como mirar a los ojos. Actualmente las técnicas de diagnóstico utilizadas incluyen pruebas de memoria y escáneres cerebrales. La investigación aún se encuentra en fase inicial y todavía no hay evidencia de que los cambios en la retina en el modelo animal también se encuentran en las personas con Alzheimer.

Alzheimer en cifras

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la actualidad hay unos 35 millones de personas con algún tipo de demencia y se estima que este número se duplicará en 2030 y se multiplicará por tres en 2050, alcanzando los 115 millones de afectados, debido al aumento de la población y el incremento de la longevidad.

En Estados Unidos de acuerdo con la Alzheimer's Association hay 5.4 millones de personas que tienen la enfermedad de Alzheimer. En el año 2050, la cifra podría llegar a 16 millones. Si vives en Estados Unidos debes saber que no importa la condición médica que tengas, uno de los mandatos de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, que promulgó el presidente Barack Obama en marzo de 2010, prohíbe a las aseguradoras discriminar a personas con condiciones preexistentes, y también elevar las primas en caso de enfermedad. Conoce más de estas opciones en el Centro de Seguros Médicos.

Más sobre el Alzheimer

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos describe la enfermedad de Alzheimer como la forma más común de demencia entre las personas mayores. La demencia es un trastorno cerebral que afecta gravemente la capacidad de una persona de llevar a cabo sus actividades cotidianas.

Comienza lentamente, primero afecta las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje. Las personas con Alzheimer pueden tener dificultades para recordar cosas que ocurrieron recientemente o los nombres de personas que conocen. Con el tiempo los síntomas empeoran. Las personas pueden no reconocer a sus familiares o tener dificultades para hablar, leer o escribir. Pueden olvidar cómo cepillarse los dientes o peinarse el cabello. Más adelante, pueden volverse ansiosos o agresivos o deambular lejos de su casa. Finalmente, necesitan cuidados totales.

Suele comenzar después de los 60 años. El riesgo aumenta a medida que la persona envejece. El riesgo es mayor si hay personas en la familia que tuvieron la enfermedad.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?