SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Tu cerebro está estropeando tu dieta?

Por Holadoctor -
¿Tu cerebro está estropeando tu dieta?

¿Por qué luego de un período de dieta empezamos a comer sin control? La razón estaría en el cerebro: después de un período de hambre, las neuronas comienzan a comerse a sí mismas, lo que podría orillarte a comer más... mucho más.

Todos sabemos que las dietas no funcionan si después de dos días de hacer dieta nos rendimos a los antojos. Pero, ¿a qué se debe esto? Más que una falta de disciplina, la culpa la tendría nuestro cerebro.

Después de un perído prolongado de hambre, una dieta estricta por ejemplo, el cerebro padece una escasez de nutrientes, lo que desata el canibalismo: las neuronas comienzan a comerse a sí mismas en proceso llamado autofagia con el objetivo de obtener nutrientes de alguna forma, explica Susmita Kaushik, del Colegio de Medicina Albert Einstein, en Nueva York.

La autofagia de las neuronas, además, desencadena una serie de señales químicas que obligan al cuerpo a ingerir almientos de manera urgente, lo que provoca que, luego de la dieta, nos veamos atrapados por la comida chatarra, rica en grasas y calorías.

  • 15 alimentos "de dieta" que son un fraude
  • Pero saber esto puede tener su lado bueno: "Al comprender el funcionamiento de la autofagia y su papel en la regualción del consumo de alimentos, se pueden diseñar planes terapéuticos que pudieran prevenir la obesidad y la diabetes", explica Rajat Singh, del Colegio de Medicina Albert Einstein.

    ¿Cómo podría prevenirse la obesidad? En un experimento en ratones, los investigadores observaron que al impedir la autofagia en el cerebro no sólo se reduce la necesidad de consumir grandes contidades de alimento luego de una dieta, sino que se elevan los niveles de hormonas que controlan el apetito y que motivan la actividad física.

    Más información.

     

    INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
    Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

    Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

    ¿Es correcto este email?